XIX Olimpiada México 68

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
Símbolos de la Olimpiada Cultural | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1968
Carta Olímpica | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1968
Noticiero olímpico | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1968
Boletín Oficial | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1968
Programa cultural | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1968
Programa oficial | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1968

Colección Hemerográfica

Biblioteca Alejandro Prieto Llorente

“Ofrecemos y deseamos amistad con todos los pueblos de la Tierra”

Hace unos días se inauguraron los Juegos Olímpicos Londres 2012, correspondientes a la XXX Olimpiada. Como dato curioso, es la primera ciudad que ha sido sede en 3 ocasiones: 1908, 1948 y ahora. Alrededor de los juegos, desde siempre, ha habido una gran producción de impresionantes infraestructuras, objetos conmemorativos y los más hábiles mercadólogos se han dado vuelo creando imágenes ex profeso para diversos productos. Junto a las jornadas competitivas, el país anfitrión desarrolla programas culturales de muy diversa índole en los que muestra su historia, tradiciones y folclor. Con el correr de los años, estos objetos y documentos, testigos de la euforia olímpica, se convierten en piezas de colección y en valiosas fuentes de información para curiosos y e investigadores.

En el Archivo Histórico de la EBC contamos con un completo acervo hemerográfico de la XIX Olimpiada, ocurrida en México en 1968, que consigna la vasta producción escrita y de difusión creada rumbo a los juegos y durante los mismos.

El material es absolutamente congruente con su tiempo, finales de la década de los 60, iconografía, redacción y fotografías comunican cómo se esperaba vivir los juegos en México y cómo eran los discursos internacionales alrededor de la tecnología, la comunicación y la cultura. El acervo puede agruparse en 5 colecciones independientes que responden a 5 medios de comunicación distintos, por lo que, en algunas ocasiones, eventos muy importantes aparecen en varios formatos, siempre con un lenguaje propio y persiguiendo el sentido particular de cada publicación. Todos ellos son emitidos por el Comité Organizador de la Olimpiada y admiten la reproducción total o parcial de información:

Carta Olímpica

Es un pliego informativo de tiraje quincenal publicado por el Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, que fue enviado a representaciones diplomáticas, organizaciones deportivas, empresas turísticas y agencias de prensa y publicidad alrededor del mundo. Su misión fue informar sobre la organización y progreso de la preparación para los Juegos.

Cada Carta cuenta con una reproducción a color de arte mexicano, entre las piezas elegidas se encuentran desde el periodo prehispánico hasta los años 60 e informa sobre cuestiones de seguridad, infraestructura, turismo y el desarrollo del programa cultural que se desarrolló paralelo a las justas deportivas.

Dobladas a manera de tríptico, todas las cartas tienen un folleto encartado impreso a blanco y negro que, dependiendo su contenido, puede tener hasta 24 páginas. Estos folletos son “Reseñas gráficas” de muy diversos temas culturales: arte, deportes, arquitectura pero, sobre todos, de los avances en los espacios que los atletas utilizarían para las competiciones en octubre de 1968.

Las 40 Cartas Olímpicas que se conservan, en perfecto estado, en el Archivo Histórico de la EBC, exploran también temas afines a las olimpiadas, como Los quintos Juegos Panamericanos, celebrados en Winnipeg, Canadá en 1976 (Reseña Gráfica no. 15) o las Series Postales Preolimpicas, (Cartas 14 y 27), o bien de cultura internacional como la visita a México de Arthur Miller y su participación en el Programa Cultural de los Juegos de la XIX Olimpiada (Carta no. 30) o la presencia del Teatro Noh y Kyogen japonés (Reseña Gráfica 36)

“Para los Juegos de la XIX Olimpiada, los símbolos mexicanos que representarán los diecinueve deportes oficiales de los juegos y los deportes elegidos como de exhibición, en ves de usar la figura humana como guía indicadora de la representación, se sirven de los objetos y el equipo necesarios a cada deporte. La figura humana sólo se aplica cuando el objeto es el atleta mismo sin ningún implemento o equipo exterior, según ocurre en pruebas como la de natación, la lucha olas competencias de pista, pero incluso en este caso, sólo reutiliza la parte más significativa de la figura, aquella que se emplea preponderantemente en la práctica de ese deporte […] Los diseñadores de los símbolos elegidos por el Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada esperan que mediante este sistema de representación formal se alcance una imagen gráfica más fuerte y directa que, además, conservará su carácter propio y no entrará en conflicto visual con otras representaciones al ser empleado en fotografías con figuras humanas, dibujos realistas o siluetas.” [1]

Noticiero Olímpico

Parte también de esta rica colección hemerográfica, la publicación semanal conocida como “Noticiero olímpico” informó puntualmente sobre los avances de los proyectos que tendrían lugar alrededor de las Olimpiadas. El boletín proveyó de información para innúmeras notas de prensa, bajo la leyenda “El material contenido en este NOTICIERO puede ser libremente reproducido”.

Diseñado en máquina de escribir eléctrica, el número de páginas variaba dependiendo de la cantidad de temas presentados en el Sumario, que incluía muy diversos textos. Notas, reseñas y artículos están acompañados de fotografías a blanco y negro. Algunos noticieros se dedicaban por completo a algún asunto: Primer Seminario Internacional para el Estudio de los Atletas Olímpicos (no. 38), “Informe de México en Grenoble (no. 57), Programa cultural de abril de 1968 (no. 64), Festival de Jazz de Newport en México (no. 70), o el Significado de la ruta y el fuego olímpico (no. 78).

El Noticiero Olímpico, al igual que otros medios impresos de comunicación forman hoy parte de cotizadas colecciones que narran el suceder cotidiano de los años previos a los juegos y durante los mismos.

“Desde la ya lejana fecha del 25 de noviembre de 1892, cuando el Barón Pierre de Coubertin, en una reunión de las Asociaciones Atléticas y Deportivas de Francia, expuso por vez primera sus proyectos de revivir los Juegos Olímpicos, que al fin se vieron convertidos en realidad en la I Olimpiada Moderna de Atenas, en 1896, hasta los Juegos de la XIX Olimpiada que se celebrarán en la ciudad de México en este año de 1968, han sido muchas las modificaciones que se han operado en la estructura de los reglamentos y el material deportivo, empleado en estas justas del deporte mundial […] A estas innovaciones debe añadirse ahora un nuevo material sintético para el recubrimiento de pistas y campos de atletismo, que se usará en las Competencias de la XIX Olimpiada. Este nuevo material sintético permitirá en las próximas pruebas de atletismo y competencia lacustre, que los participantes en estos actos aprovechan al máximo el rendimiento de sus posibilidades, ya que tiene la ventaja de no sufrir alteraciones por la humedad o el sol: el tartán.”[2]

La colección de nuestro Archivo Histórico cuenta con los números del 33 al 80 en muy buen estado y se ha comenzado con su digitalización para su conservación, estudio y difusión.

Boletín Oficial | XIX Olimpiada

En un formato más grande y mucho más cuidado está el Boletín Oficial que comenzó a publicarse en 1965. Sus primeros tres números incluyen textos trilingües: francés, inglés y castellano. En nuestros acervos poseemos los 10 primeros números; al igual que los informativos anteriores, abordan muy diversos temas pero este en particular enfatiza cuestiones diplomáticas y políticas. Incluye encartes con los proyectos del programa, planos de los estadios y notas de hazañas deportivas a lo largo de la historia, ilustradas por hermosas fotografías a blanco y negro.

“El Palacio de los Deportes, diseñado por los arquitectos Félix Candela, Antonio Peyrí y Enrique Castañeda Tamborrel, está ubicado en la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca, en la intersección de la Avenida Río Churubusco y Viaducto Miguel Alemán, a 21 km. de la Villa Olímpica. Durante los Juegos será escenario de las competencias de basquetbol; después podrá servir para encuentros de voleibol, box y atletismo, así como para espectáculos de ballet, circo, etc. Hoy, lacúpula geodésica del Palacio de los Deportes, enorme burbuja, ha llegado a la fase de recubrimiento. Es una de las instalaciones deportivas techadas más modernas y asimismo la más impresionante de las destinadas a los XIX Juegos Olímpicos.”[3]

Programa Cultural de la XIX Olimpiada

La cuarta colecciónn que incluye el acervo hemerográfico de la XIX Olimpiada México 68 es la de los Programas Culturales ocurridos de forma paralela a los Juegos. El Archivo posee un total de 44 programas con información trilingüe que atestigua la nutrida oferta cultural nacional e internacional de ese momento. Siguiendo con la línea iconográfica para los diferentes deportes, se crearon también los símbolos culturales en perfecta consonancia con la imagen México 68.

Ópera, Teatro, Danza, Arquitectura, Música presentada por compañías de diversas partes del mundo acompañaron los Juegos Olímpicos en un interesante intercambio artístico y cultural a cargo de la Orquesta de Cámara Inglesa, el Instituto Nacional de Bellas Artes, la Orquesta Sinfónica Nacional, la Orquesta de Cámara de Varsovia en música; de los solistas Samuel Ashkenasi, Van Cliburn.

También en música con presentaciones enmarcadas por el Newport Jazz Festival. En danza las propuestas incluyeron al Ballet de los Cinco Continentes, Estrellas y solistas del Ballet de la Ópera de París, al Ballet “estudio” de Praga, al Ballet Folclórico Zhok, al Ballet del siglo XX del Teatro Real de la Moneda Bruselas (Bélgica), al Ballet Olímpico Idla, Ballet Africano, Ballet Folclórico de Corea y a los Solistas del Bolshoi.

Los programas teatrales presentaron el trabajo del Taller Dramático de Cuba, del Teatro Noh y Kyogen, y al Teatro y danzas de España de Luisillo. Compañías mexicanas se presentaron también con numerosos espectáculos.

Los programas incluían datos pormenorizados de los artistas, así como una sinopsis detallada del evento.

“El comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, en su plan de publicaciones que habrá de dar memoria de sus actividades, edita carteles, programas y catálogos sobre los actos del Programa Cultural de la XIX Olimpiada, los cuales son, a la vez, reconocimiento de México a los países, organismos o personas que, con su participación, enriquecen los propósitos que persigue el ideal olímpico de un mayor entendimiento entre la juventud del mundo...”

Programa Oficial

“Citus Altius Fortius”

Finalmente, la colección incluye un juego con los 21 cuadernillos del Programa Oficial por disciplina. Este interesante documento lleva en la portada una fotografía que ilustra el deporte del que se tratará y está escrito en francés, inglés y castellano.

Cada cuadernillo incluye el Directorio de los Organizadores, así como del Comité Olímpico Internacional y sus miembros; de igual forma, se encuentran consignadas las Federaciones y Asociaciones pertinentes al deporte en cuestión, una reseña histórica, así como menciones de los atletas ganadores en las tres olimpiadas anteriores en sus ramas varonil y femenil. Posteriormente, se dedica una sección para describir los espacios en los que las justas tendrán lugar, las instalaciones de entrenamiento y se detallan las categorías a competir y el sistema de puntuación en caso de aplicar.

A continuación, se enlistan los países participantes, el jurado en cada preliminar y el de apelación. Las listas de competidores están organizadas por equipos e incluyen su número de identificación, seguidos del nombre del entrenador responsable.

Por último se incluyen los programas de actividades por día: horarios, categorías y países junto a tablas en blanco para que sean utilizadas para anotar las puntuaciones y la evolución de las competencias.

Los deportes de esta olimpiada fueron: boxeo, gimnasia, ciclismo, pentatlón moderno, hockey, water polo, canotaje, voleibol, natación y clavados, lucha, tiro, ecuestres (con tres cuadernillos diferentes), remo, levantamiento de pesas, atletismo, basquetbol, futbol, vela y esgrima. La totalidad de los cuadernillos de la colección Alejandro Prieto se encuentran nuevos, sin una sola anotación.

La colección completa se convierte en un registro que nos permite mirar cómo celebraba el mundo la justa olímpica hace décadas, su cultura y su forma de comprender el mundo. El acervo puede ser consultado en el Archivo Histórico de la EBC, como uno más de los acervos que constituyen el patrimonio histórico de nuestra institución.

____________________

  1. AHEBC, Acervo Hemerográfico, Carta Olímpica 17, "Símbolos olímpicos: México 1968", Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada
  2. AHEBC, Acervo Hemerográfico, Noticiero Olímpico. Número 76, "IV. El tartán: nuevo material utilizado en la pista del estadio olímpico", Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, pp. 17-18
  3. AHEBC, Acervo Hemerográfico, Boletín Número 10, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1968, p.12