Un reloj lleno de Historia

Por Itzel Velázquez Domínguez
Reloj checador Detex | Foto: Manuel Cabrera | Piezas del Museo EBC | ca. 1939
Publicidad reloj checador Detex | Banca y Comercio, México, D.F., Vol. V, No. 3, Marzo de 1939 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1939
Reloj checador Detex | Foto: Luis Ríos Medina | Piezas del Museo EBC | ca. 1939
Reloj checador Detex | Foto: Luis Ríos Medina | Piezas del Museo EBC | ca. 1939
Reloj checador Detex | Foto: Luis Ríos Medina | Piezas del Museo EBC | ca. 1939

Hemos sido testigos de la gran cantidad de logros que ha alcanzado la Escuela Bancaria y Comercial a lo largo de su trayectoria como Institución de excelencia académica, desde aquel 10 de Marzo de 1929 en que fue fundada, pero alguna vez nos hemos preguntado ¿Cómo era en aquellas épocas de los años 20, 30 y 40? ¿Qué objetos o herramientas de trabajo eran importantes en ese entonces y que ahora se consideran como inservibles? ¿Aún quedan vestigios de aquellos documentos u objetos que marcaron el éxito y la vida de la EBC?

Hemos encontrado gran cantidad de documentos que muestran la trayectoria de nuestra prestigiada escuela:

Acta del Consejo del Banco de México[1], en donde se rinde informe de las labores realizadas por la Escuela Bancaria y Comercial en su primer año de vida. Copia certificada del Acta Constitutiva[2]; anuncios publicitarios de las carreras impartidas en 1953.[3]

Aunque de objetos se han preservado muy pocos, hemos salvado una de las piezas más antiguas que perteneció a nuestra facultad en aquella época de 1939: Es el reloj Detex Newman para vigilantes, encontrado recientemente en la oficina de Archivo Histórico ubicada en el Campus Reforma. El Detex Newman fue uno de los primeros relojes portátiles para celadores (personas encargadas de la vigilancia, principalmente en edificios públicos), es de diseño norteamericano, construido rigurosamente con normas de alta calidad. Hasta el día de hoy no ha cambiado mucho e incluso se sigue utilizando. Detex es el fabricante de este magnífico artículo, líder en la industria de seguridad. Es pionero en los relojes de vigilancia, se dio a conocer en la década de 1920; con más de 100 años de experiencia es un símbolo de confiabilidad, durabilidad y garantía.

Este reloj fue un recurso de la EBC para controlar las horas laborales de sus empleados, ya que ofrece por sí mismo la positiva evidencia de que el velador encargado de la vigilancia realmente cumple con su obligación; al proporcionar un registro impreso que verifica que un funcionario de seguridad está físicamente presente en las situaciones y fechas especificadas mediante una llave que se inserta en el reloj y se crea una impresión en un disco gráfico de papel por medio de números repujados. Esto graba el tiempo que el funcionario visitó el edificio. Este reloj es de metal sólido, cristal, con tratamiento térmico y un estuche remachado y reforzado de piel; esto lo hace muy resistente a golpes. Hoy en día, sigue siendo el reloj de vigilancia aprobado por empresas de seguro mundialmente.

¿No es de gran orgullo preservar una de las piezas más sofisticadas y útiles de aquel entonces, y que fue utilizada por aquellos hombres que, por su optimismo y vocación de servicio, pasaban largas horas de insomnio sólo por custodiar y brindar seguridad a la Corporación para la cual trabajaban?

Hasta los más pequeños objetos nos acercan a sucesos importantes que ocurren a lo largo de la historia. El deterioro, la devaluación y la pérdida de su utilidad son parte de este proceso y es digno trabajo seguir preservándolos ya que son parte de nuestra identidad, que está definida por los recursos de los que disponemos y el uso que hacemos de estos en el pasado y presente; esto nos permite auto diferenciarnos de otras organizaciones.

Para comprender el presente y proyectarnos hacia el futuro, es necesario comprender el pasado. Es increíble cómo el estudio de la historia nos revela la raíz de la mayoría de los acontecimientos que vivimos hoy en día; las cosas tienden a repetirse, cambiando de forma pero reteniendo el fondo. El estudio de la historia nos permite aprender del pasado y apreciar todo lo que hay detrás de lo que tenemos y hacemos.

____________________

  1. Archivo Histórico EBC, Documental, Institucional, Acta del Consejo del Banco de México, S.A. N° 310, Diciembre 19 de 1930,2 f.
  2. Archivo Histórico EBC, Documental, Institucional, Acta Constitutiva de la EBC, Agosto 22 de 1932, 2 f.
  3. Archivo Histórico EBC, Revista Crédito, Vol. XII, No. 4; Enero de 1953, 1