A Treasury of Grand Opera

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
"A Treasury of Grand Opera" perteneciente al Fondo Antiguo de la EBC | AHEBC | Acervo bibliográfico | 1946
La Traviata de Giuseppi Verdi | Ilustración de Rafaello Busoni | AHEBC | Acervo bibliográfico | 1946
A Treasury of Grand Opera | Portadilla | AHEBC | Acervo bibliográfico | 1946
Lohengrin de Richard Wagner | Ilustración de Rafaelo Busoni | AHEBC | Acervo bibliográfico | 1946
Exlibris Cecilia Aguilar, donante del libro a la Biblioteca de la EBC | AHEBC | Acervo bibliográfico | 1946
Pray, do not hink me bold (Ne permettrez-vou pas) Fausto de Charles Gounod | AHEBC | Acervo bibliográfico | 1946
Logotigpo del Fondo Antiguo | Agustín Loera y Chávez | 2010

Fondo Antiguo Agustín Loera y Chávez

A Treasury of Grand Opera editado por Henry W. Simon es uno de los volúmenes donados por el Centro Documental de EBC Campus Tlalnepantla. Formó parte de la Biblioteca original de la bancaria y se conserva en perfecto estado. Al igual que otros títulos, este se ha convertido en una pieza de colección atesorada por bibliófilos e interesados en la historia de la música.

La ópera es un género musical sobre el que se han hecho muchos juicios, uno de ellos es la opinión que solo deja dos opciones encontradas: “o te fascina para siempre… o la odias, también para siempre”. Lejos de que esto sea verdad, el objetivo de este texto es el presentar una forma sencilla de conocer y comprender la ópera, está escrito con una gran amor por la música e inspirado por la intención de compartir su encanto a través de notas sobre la selección de obras que se presentan y los arreglos realizados para interpretarlas al piano.

Henry W. Simon es el creador y editor de esta obra. En su prefacio cuenta cómo de una colección de arreglos de arias simplificadas para piano, que fueron un regalo de Navidad, surgió su amor por la ópera. Tras años de estudio en la literatura, se convirtió en crítico musical.

Ópera es el género que conjuga la música y la representación escénica. Los siglos XVIII y XIX proliferó la composición de grandes óperas que, desde entonces, se han afincado en el gusto popular. W. Simon escribe una breve introducción sobre lo que para él es esta forma de expresión, algo de su historia e introduce al lector en polémicas cuestiones como si las obras deben respetar el idioma de la composición original o deben traducirse al idioma del público oyente.

A Treasury of Grand Opera

Henry W. Simon disfruta de la ópera sin enredos y lo hace de un modo directo y simple. En su libro describe la historia que narran las óperas elegidas y detalla lo que sucede tanto en la escena como en la partitura. Albert Sirmay y William Steinberg participan en la escritura musical que adapta las partituras originales al piano; Georges Mead realiza diversas traducciones al inglés y las numerosas ilustraciones que acompañan al texto pertenecen a Rafaello Busoni.

El tratamiento de cada Ópera incluye una introducción; la réplica del libreto original, que incluye el reparto, la fecha y el lugar donde la obra fue estrenada; y las partituras con la música de cada acto.

Contenido:

  • Don Giovanni de Wolfgang Amadeus Mozart. 29 de octubre de 1787. Praga
  • Lohengrin de Richard Wagner. 28 de agosto de 1850. Weimar
  • La Taviata de Giuseppi Verdi. 6 de marzo de 1853. Venecia
  • Fausto de Charles Gounod. 19 de marzo de 1859. Paris
  • Aïda de Giuseppi Verdi. 24 de diciembre de 1871. El Cairo
  • Carmen de Goerges Bizet. 3 de marzo de 1875. Paris
  • Pagliacci de Ruggiero Leoncavallo. 21 de mayo de 1892. Milán

El ejemplar del Archivo es una edición rústica que fue reempastado, como muchos de la colección en un material mucho más sólido. Mide 22.5 de ancho por 30 centímetros de alto. Cada ópera incluye hermosas ilustraciones de Rafaello Busoni, las introductorias utilizan dos colores y las restantes se presentan con trazos en blanco y negro. Para completar, las partituras de los arreglos para piano están incluidas y forman la mayor parte del volumen.

Uno de los rasgos exclusivos de este volumen es el ex libris de papel que señala que alguna vez fue propiedad de Cecilia Aguilar, quien lo donó a la Biblioteca de la EBC. Los ex libris han recorrido la historia de la mano de los libros, señalan quién era su propietario y los hay de muchas formas y materiales: marcas de fuego, xilografías, sellos de agua, sellos y, ahora, también existen de papel. Muchos bibliófilos se dedican a coleccionarlos, estudiarlos y descifrar los enigmas que pueden contener.

El colofón del libro, en inglés, al igual que el resto de la obra indica datos de Henry W. Simon como que obtuvo el grado de Doctor en Filosofía en la Univrsidad de Columbia en 1933, que estudió música y literatura por 12 años, y que siendo un apasionado melómano incursionó como crítico en el periótico PM.

La obra data de 1946, fue publicada por Simon & Schuster, Inc., ubicada en el Rockefeller Center, 1230 de la Sexta Avenida en Nueva York.

Este y todos los libros del Fondo Antiguo Agustín Loera y Chávez del Archivo Histórico de la EBC están disponibles para su consulta en sala. Te invitamos a conocerlos.