Thirteen Masterpieces of Mexican Archaeology

…se corre el riesgo de quedar limitado puramente al goce sensible de la forma, el color o el ritmo, pero incapacitado para gustar intelectualmente de la obra de arte y, como no podemos sentir, sin atribuir una intención a lo que sentimos, llenamos con nuestras propias ideas la incomprensión d elo que el artista quiso expresar y, como decía Leonardo de Vinci, nos sucede lo que con la música de las campanas: que dice lo que a cada quien le parece decir.

Alfonso Caso

Donado por Rafael Loera y Chávez el libro Thirteen Masterpieces of Mexican Archaeology forma parte de la Biblioteca original de la Escuela Bancaria y Comercial, hoy reunida bajo el nombre de Fondo Antiguo Agustín Loera y Chávez.

Fue publicado en 1938 por las editoriales Cvltvra y Polis y, desde su ingreso a la Biblioteca de la EBC, fue empastado con tapas duras y lomo de piel como el resto de los libros editados y donados por los Talleres de los hermanos Loera y Chávez.

El texto escrito por el Dr. Alfonso Caso fue traducido al inglés por Edith Mackie y Jorge R. Acosta. Esta versión bilingüe incluye reproducciones y láminas de las trece piezas descritas resguardadas por el Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía, como se conocía entonces al Museo Nacional de Antropología.

En el Prefacio de la obra reflexiona sobre la importancia de conocer el contexto para acercarse a la obra de arte y se aclara que, al ser pensada para visitantes extranjeros al Museo, se añade una breve explicación del simbolismo de cada una de las piezas.

Entre los objetos elegidos para esta monografía destacan los grandes monolitos, esculturas y vasijas de tradición nahua como: la piedra del sol o calendario azteca, la monumental cabeza de la Coyolxauhqui, la talla de 1.14 metros de Xochipilli, un pequeño fragmento de una estatua de un caballero águila; un vaso de jade que representa a Tlaloc –dios de la lluvia-, uno de tecali proveniente de la Isla de Sacrificios en Veracruz, y una vasija de obsidiana en la que se representa un mono.

De la zona de Oaxaca, ampliamente explorada y estudiada por Alfonso Caso, una vasija mixteca que perteneció a un sepulcro en Pueblo Viejo, Nochixtlán, y dos piezas pertenecientes a la Tumba 7 de Monte Albán: un magnífico pectoral de oro y una máscara aurea del dios Xipe Totec.

Cierran la colección una palma totonaca encontrada en Coatepec, Veracruz; una figurilla maya de un sacerdote elaborada en hueso de jaguar y un escudo con mosaico de turquesas proveniente de la pirámide del Castillo en Chichén Itzá, Yucatán.

Cada una de las 13 descripciones aborda cuestiones formales, lugares de procedencia y están acompañadas de la interpretación elaborada por Caso y otros reconocidos arqueólogos y antropólogos.