Sobre el libro: Un hombre confiable.

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
Don Rubén Aguilar Monteverde, exalumno de la EBC | Ventana EBC, México, D.F., febrero 2012 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 2012
Diploma de Contador Privado | Generación 1940-42 | expedido en 1991 | AHEBC | Acervo documental | 1991
Un hombre confiable. Rubén Aguilar Monteverde por Jorge Alonso Sánchez | editado en 2005 pro Fomento Editorial Banamex | Donado por el Dr. Rubén Aguilar Valenzuela | AHEBC | Acervo bibliográfico | 2012
Don Rubén Aguilar Monteverde, exalumno de la EBC | Un hombre confiable. Rubén Aguilar Monteverde de Jorge Alonso Sánchez | AHEBC | Acervo bibliográfico | 2005
El equipo de Operación Bancaria. De pie: Frncisco J. Alcalá, Juan Elek, Luis Carral y Alejandro J. Legorreta. Sentados: José Efrain Camargo y Ruben Aguilar Monteverde como Director General Adjunto | Un hombre confiable. Rubén Aguilar Monteverde de Jorge Alonso Sánchez | AHEBC | Acervo bibliográfico | 2005
Despedida a Miguel Mancera al dejar la presidencia del Banco de México, con los expresidentes de la Asociación de Banqueros de México | Un hombre confiable. Rubén Aguilar Monteverde de Jorge Alonso Sánchez | AHEBC | Acervo bibliográfico | 2005
Ceremonia simbólica de la Expropiación de la Banca en el edificio sede del Banco Nacional de México al reiniciarse la operación de la banca lunes 6 de septiembre de 1982 | AHEBC | Acervo bibliográfico | 2005
Don Rubén Aguilar Monteverde, exalumno de la EBC | Un hombre confiable. Rubén Aguilar Monteverde de Jorge Alonso Sánchez | AHEBC | Acervo bibliográfico | 2005

Rubén Aguilar Monteverde

Hace algunos días, el Archivo Histórico recibió uno de los tres ejemplares del libro Un hombre confiable. Rubén Aguilar Monteverde que la familia Aguilar Valenzuela regaló a la EBC después de que el doctor Rubén Aguilar Valenzuela recibiera a nuestros compañeros de la Dirección de Relaciones Públicas Erika Correa Sánchez y Agustín Aguilar Tagle, para platicar sobre su padre, don Rubén Aguilar, quien falleció en diciembre de 2011.

El libro se debe a la pluma de Jorge Alonso Sánchez, antropólogo e investigador del CIESAS Occidente, acreedor de diversos reconocimientos, como el homenaje organizado por la Universidad de Guadalajara en mayo de 2010. Sus páginas narran diversos sucesos de la vida de Rubén Aguilar Valenzuela, quien fue uno de los pilares de la banca en nuestro país, Director del Banco Nacional de México, Presidente de la Asociación de Banqueros de México y estudiante de la Escuela Bancaria y Comercial.

La biografía o el memorial, como se menciona en el prólogo, se compone de cuatro partes: la primera aborda los años de adolescencia, cuando ingresa a la banca mexicana y su participación en la historia del Banco Nacional de México; la segunda se refiere a su labor de consejería en diversas empresas y a su labor filantrópica; la tercera, incluye una síntesis de su pensamiento; y la cuarta un conjunto de testimonios sobre su trayectoria.

El texto está acompañado por hermosas fotografías que subrayan la transformación del país en el México moderno del siglo pasado. La filosofía de don Rubén se reconstruye a partir de su Archivo personal (que incluye importantes imágenes, papeles oficiales y recortes de diversas fuentes en perfecto estado), documentos extraídos de los acervos históricos de Banamex y numerosas entrevistas con colegas, conocidos, familiares y amigos.

Empastado con tapas blandas, el libro mide 28 centímetros de largo por 21.5 de ancho y cuenta con 407 páginas. Fue editado por Fomento Cultural Banamex en septiembre de 2005 y hoy puede ser consultado en los acervos bibliográficos del Museo de la EBC.

Del capítulo III. Aprendiendo a ser banquero extraemos la historia de cómo don Rubén llegó a la EBC para estudiar los cursos de Contador Privado, en un México gobernado por el General Lázaro Cárdenas. Su hermano Fernando ya estudiaba aquí y él siguiendo su ejemplo obtuvo los conocimientos necesarios para aventajar en su posición. En ese entonces, principios de los 40, la bancaria cumplía su primera década de vida y se posicionaba como una institución de prestigio en el ámbito de la educación superior en nuestro país.

De la entrevista realizada a Rubén Aguilar Valenzuela compartimos la anécdota sobre cómo don Rubén, a pesar de haber concluido más que satisfactoriamente sus estudios en la EBC de 1940 a 1942, decidió reclamar su título cincuenta años después, en 1991.

Agradecemos a la familia Aguilar Valenzuela el permitirnos conocer la vida de uno de nuestros queridos exalumnos: Rubén Aguilar Monteverde y compartir su ejemplo de ética, tenacidad y éxito con la comunidad EBC.