Se otorga de manera póstuma medalla Belisario Domínguez a Manuel Gómez Morin

Por Archivo Hsitórico EBC

Se crea la Medalla de Honor “Belisario Domínguez” del Senado de la República, para premiar a los hombres y mujeres mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la Humanidad.

Anualmente, el Senado de la República entrega la Medalla Belisario Domínguez, su máxima condecoración, a ciudadanos eminentes, ejemplares por su servicio a la nación o a la humanidad. En 2013 don Manuel Gómez Morin, fundador de la EBC, fue distinguido -de manera póstuma- con ella.

La presea es un constante homenaje a Belisario Domínguez Palencia, quien fuera médico y senador oriundo del estado de Chiapas, liberal, incansable defensor de la libertad de expresión y un compasivo ser humano que vivió en los turbulentos días de los inicios de la Revolución Mexicana. En su honor y desde 1954, cada 7 de octubre –fecha de su muerte- se nombra a quien será galardonado con la medalla y el diploma correspondiente, y que, generalmente, son entregados por el Presidente de la República.

El 5 de noviembre de 2013 en sesión Solemne del senado, se otorgó esta distinción a don Manuel Gómez Morin.

La jornada comenzó con la lectura de las comisiones de cortesía, tradición que se suma a los protocolos parlamentarios internacionales y que recuerda los inicios de la democracia en nuestro país. Al evento asistieron personalidades como el Presidente de la República, el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, el Gobernador del Banco de México, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, legisladores e invitados especiales, así como familiares de Margarita Gómez Morin de Romero de Terreros, hija de don Manuel y quien recibió la presea en su nombre. Inscrita en el artículo 100 de la Ley Orgánica del Congreso General y el noveno del reglamento de la Medalla de Honor Belisario Domínguez, la ceremonia comenzó con la lectura de la histórica proclama del senador chiapaneco en la XXVII Legislatura del Senado de la República. Una vez más, las palabras de don Belisario denunciaron los terribles sucesos conocidos hoy como la Decena trágica, la deplorable situación social del país y exigieron la deposición del General Victoriano Huerta de la presidencia de México.

Acto seguido, el Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez, Presidente de la Junta de Coordinación Política a nombre de la Cámara de Senadores hizo uso de la tribuna para dirigir una reflexión sobre la vida de Manuel Gómez Morin y el México actual. En su discurso, mencionó la pasión y la fuerza creadora de don Manuel, su participación en la construcción de un mejor futuro tras la revolución de 1920 y expuso los aspectos trascendentales de su obra política, institucional, educativa.

Apuntó también que la generación de Manuel Gómez Morin supo de la muerte de Belisario Domínguez y, haciendo un paralelismo con el México actual en cuestiones de educación, recordó su lucha por la autonomía de la Universidad y la libertad de cátedra. Hizo lo propio con la negociación de la deuda en Nueva York y las reglas del Seguro Social en la década de los veinte, así como con la fundación del Banco de Crédito Agrícola años después, para concluir que la labor de don Manuel continúa vigente.

Las ideas y los valores del alma son nuestras únicas armas, no tenemos otras pero tampoco las hay mejores.

Manuel Gómez Morin

Margarita Gómez Morin de Romero de Terreros, hija de don Manuel Gómez Morin recibió la presea con toda solemnidad. Y para hablar en su nombre –y el de su abuelo- el Sr. Juan Pablo Gómez Morin compartió una breve semblanza biográfica de don Manuel.

Tras guardar un minuto de silencio por los integrantes de la orden mexicana de la Medalla Belisario Domínguez que han fallecido, se levantó la sesión solemne y se procedió a la develación de la placa con letras de oro con que a partir de esta fecha quedará grabado el nombre de Manuel Gómez Morin.

El evento tuvo lugar en la casona ubicada en Xicoténcatl no. 9, sede histórica del Senado de la República y recinto de gran tradición que alberga importantes iconos como la estatua conmemorativa de Belisario Domínguez y el Muro de Honor en el que se han inscrito los miembros de la orden homónima.

Vale la pena añadir que, por una afortunada coincidencia, ese mismo día el Banco de México puso en circulación corriente la moneda conmemorativa del 150 aniversario del natalicio de Belisario Domínguez y de los 100 años de su muerte.