Sánchez Arquitectos y Asociados y la EBC*

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías

En la historia de la Escuela Bancaria y Comercial podemos identificar varias etapas históricas a partir del nacimiento de sus edificios que se vinculan íntimamente con el desarrollo de la institución, su crecimiento y la consolidación de su identidad.

Con el inicio del nuevo milenio y los cambios en su estructura administrativa, la EBC asumió el compromiso de crecer y consolidar su imagen de acuerdo a los retos contemporáneos. Capitalizando su experiencia, emprendió un proyecto de expansión que ha considerado desde la actualización de planes de estudio y la creación de nuevas carreras hasta la apertura de campus en diferentes ciudades de la República Mexicana.

En 2002 fue necesario ampliar las instalaciones para crear un espacio ex profeso a los programas de Posgrado y Educación Continua. La decisión de concebir ambientes acordes con la especialización para el público adulto en un entorno de negocios fue acompañada de la oportunidad de adquirir un predio en la calle de Dinamarca 32, esquina con Hamburgo, dentro de la misma Colonia Juárez, justo entre los campi Reforma y Liverpool.

Campus Dinamarca propició el crecimiento de la EBC y la renovación de su imagen. La propuesta fue un edificio que definió arquitectónica y formalmente la esencia de La Bancaria: líneas sobrias y armónicas, frescura y seriedad, un estilo minimalista amable con el entorno, y espacios propicios para el estudio en un dinámico ambiente inspirado en el contexto de negocios.

El proyecto estuvo a cargo de la firma Sánchez Arquitectos y Asociados. Y con él inició una fructífera relación con el despacho, que ha participado en la consolidación de la identidad de la EBC y su proyección hacia el futuro gracias a la construcción de seis nuevos campus en la República Mexicana.

La construcción, comunidad y filosofía (pensamiento) EBC interactúan para dar sustancia a cada campus. Estructura, mobiliario, convenciones sociales en adición a la forma arquitectónica de la institución modelan, informan y delimitan las actividades y el devenir de su comunidad al interior de sus muros.

Para la EBC habitar cada uno de sus campus significa respetar las características de la localidad a la que llega, construir en congruencia con el espacio y la función, integrarse a las actividades y tradiciones de manera que sea posible forjar un ambiente de seguridad y pertenencia, un significado profundo que remita a la institución pero también a la identidad local del nuevo campus.

En este sentido, la arquitectura ha sido elemento fundamental en la construcción de la identidad de la EBC y de cada uno de sus campus. Desde la mirada del Arq. Gustavo López, Socio del despacho Sánchez Arquitectos y Asociados, la estrategia para el diseño y la consecución de cada edificio ha sido un trabajo en equipo entre la Bancaria y el despacho, que ha ofrecido soluciones que consideran la funcionalidad a partir del diálogo entre el edificio y la ciudad, así como el ejercicio educativo y la identidad de la institución. [1] El diseño de cada proyecto nuevo de la EBC reúne la experiencia de la construcción anterior, así como la “manera de cómo entender las escuelas y su operación”. En 2003 se concluyó la Escuela de Graduados en la calle de Dinamarca en la colonia Juárez, que albergó las Direcciones de Posgrado y Educación Continua. El edificio marcó el inicio de la expansión de la EBC y de su reconfiguración a partir de un ejercicio de autocrítica que promovió cambios estructurales en la administración en aras de una visión práctica a futuro.

Campus Dinamarca obtuvo el reconocimiento no sólo de la comunidad académica y de los vecinos de la Juárez, sino también de autoridades en materia arquitectónica al recibir una mención en la categoría Educación en la 8ª Bienal de Arquitectura Mexicana. [2] Desde entonces, durante más de una década de trabajo, la EBC ha elegido la firma Sánchez Arquitectos para la construcción de sus campus: 2005 Tlalnepantla, 2007 Toluca, 2009 Querétaro, 2011 León y 2013 San Luis Potosí.

El proyecto de Dinamarca propuso una serie de conceptos que se fueron replicando en los siguientes edificios. Se planteó la creación de una imagen institucional con algunos componentes que se repiten y que pueden identificarse como propios de la EBC, pero siempre intentando que, aunque existan estas constantes, cada proyecto tenga su propia particularidad. [3]

Los nuevos edificios de la EBC traducen el entorno de negocios en vías de espacio, con una organización que permite el ejercicio enseñanza-aprendizaje a través de una estructura dada por secuencias espaciales dinámicas y congruentes con su naturaleza académica especializada. El diseño invoca atmósferas urbanas y modernas que reinterpretan la ciudad y, como en el caso de Querétaro y San Luis detonan, de manera significativa, el crecimiento de la zona.

Sánchez Arquitectos ha proyectado en los edificios de la EBC lo que ellos llaman la “arquitectura de la ingeniería”, es decir, un equilibrio que involucre funcionalidad y soluciones lógicas, así como una calidad vivencial en sus espacios. [4] Los nuevos campus responden a la preocupación de la escuela sobre la sustentabilidad, hecho que ha incorporado a su personalidad: aprovechamiento de luz natural, uso racional del agua, reciclaje de aguas residuales, introducción de espacios verdes, vegetación en los patios, climatización pasiva hasta donde es posible: componentes arquitectónicos que se transforman en elementos identitarios.

La arquitectura en los campus EBC está planteada de manera eficiente y se inscribe dentro del estilo racionalista. Elementos que tienen que ver [como explica Gustavo López atendiendo al espíritu de la institución] con los negocios: ser claro, eficiente, rentable, sin perder cualidades de confort y estas condiciones que tienen que ver con los seres humanos y las relaciones humanas. […] Lo más importante es la gente, ese es el elemento clave, que la gente sienta que está en un lugar que le permita desarrollar sus capacidades. No hay duda de que las calidades del espacio generan conductas, y el espacio puede generar la conducta positiva de querer relacionarse, de querer estudiar, de querer ser mejor. [5]

Sánchez Arquitectos y Asociados ha comprendido las necesidades de la EBC y ha contribuido a crear su morfología y fisionomía desde su vasta experiencia acumulada en casi 40 años de quehacer arquitectónico. En la historia del despacho se inscriben ejercicios de reflexión y experimentación que le han permitido incursionar en una variada tipología que va desde la vivienda popular y los edificios públicos hasta el rescate de inmuebles antiguos y proyectos urbanísticos.

Inscritos hoy dentro de la arquitectura mexicana contemporánea, Sánchez Arquitectos ha procurado el diálogo entre tradición y modernidad, satisfaciendo los requerimientos de la vida cotidiana. En su trayectoria, los socios del despacho, Luis Sánchez Renero Rangel, Félix Sánchez Aguilar, Gustavo López Padilla, Fernando Mota Fernández y Raúl González Martínez, han explorado diversos caminos y han consolidado una visión que incluye experiencia y propuestas dinámicas. Desde los 90 incursionaron en espacios educativos y donde han cuidado la resolución de diversas escalas, la recuperación espacial y la calidad de vida de los usuarios. [6]

Sus numerosos proyectos atestiguan su crecimiento y el fortalecimiento de su discurso. Por ejemplo: en diseño urbano, los conjuntos habitacionales realizados para FOVISSTE a finales de los 70; obras públicas con un lenguaje arquitectónico como la Estación de Transferencia Zaragoza (1991); la Torre del Instituto de Ingeniería de la UNAM (1996-2002) pensada con base en la economía de operación y construcción; y también obras en el extranjero como la casa habitación en Tel Aviv, Israel (2002) y el Museo de las Culturas ALA-ER en Xinjiang, China (2004).

Para Gustavo López …la arquitectura contiene valores y significados, no es un objeto material en sí mismo, contiene valores y provoca conductas y actitudes. En ese sentido, nuestra propuesta ha sido justamente poner esas condiciones de conductas emprendedoras, positivas, humanas de progreso en la EBC. [7]


_________________________

Fragmento del libro: Sandoval Macías, Teresa Cecilia, Muros. 85 años habitando la Escuela Bancaria y Comercial, México, Colofón, 2013.

  1. AHEBC, Ramo Historia Oral, entrevista con Arq. Gustavo López Sánchez. Socio de Sánchez Arquitectos, noviembre 12 de 2012.
  2. Boy, Julieta, “Escuela Bancaria y Comercial. Enseñanza sustentable”, Obras, año XXI, núm 370, octubre de 2003, Grupo Editorial Expansión, pp. 53-61.
  3. Op. Cit., entrevista con Arq. Gustavo López Sánchez.
  4. Íbidem.
  5. Íbidem.
  6. Sánchez Arquitectos y Asociados, Villalobos Waisbord, Roxana [Editor], México, Conaculta, INBA, UNAM, Facultad de Arquitectura, 2006.
  7. Op. Cit., entrevista con Arq. Gustavo López Sánchez.