Rodolfo Pinedo Torres

Por Angela Regina Núñez Alonso
Don Rodolfo Pinedo Torres | Amigo del Museo EBC | Foto: Manuel Cabrera | AHEBC | Acervo fotográfico | 2012
Fotografía de la generación de Contadores Públicos 1963-68 | Donada por Rodolfo Pinedo Torres | AHEBC | Acervo fotográfico | 2009
Equipo de fútbol de la EBC | 17 de noviembre de 1966 |  | Donada por Rodolfo Pinedo Torres | AHEBC | Acervo fotográfico | 2009
Música de la década de los 60
C.P. Rodolfo Pinedo Torres en el Museo de sitio de la EBC | AHEBC | Acervo fotográfico | 2012
Inauguración del Museo de Sitio de la EBC | De derecha a izquierda: Cecilia Sandoval, Leonardo Mayer, Rodolfo Pinedo y Guillermo Hiarmes | 15 de marzo de 2012 | | AHEBC | Acervo fotográfico | 2012

Contador Público

Generación 1963 - 1968

Hace unos días el Contador Público Rodolfo Pinedo Torres nos concedió una entrevista, en la que compartió con nosotros sus memorias como estudiante de la EBC y su trayectoria profesional.

Originario de Fresnillo Zacatecas, nació el 19 de abril de 1944, y se instaló con sus padres en la Ciudad de México, en la colonia la Nueva Santa María, desde los tres años de edad.

Ingresó a la EBC en 1963 por recomendación del contador de la empresa donde laboraba su padre, con un horario de clases por la mañana era de 7 a 11 horas y por la tarde de 4 a 9 horas.

Recuerda que su primer día de clases estaba muy nervioso y que antes de cruzar Reforma observó detalladamente la fachada del edificio de la EBC revestida con tezontle. Cuando ingresó al interior su salón pudo contar 70 alumnos aproximadamente.

Don Rodolfo comenzó por el ciclo vocacional, que duraba dos años, y continuó con el profesional de cuatro años. En un admirable ejercicio de memoria nos comenta que las materias que llevaban en 1º vocacional eran: Matemáticas, Principios de Contabilidad, Cálculo Mercantil, Economía I, Inglés, Prácticas Comerciales, Archivonomía, Literatura, Introducción al Estudio del Derecho y Mecanografía. En 2º, Cálculos Mercantiles, Matemáticas, Contabilidad, Nociones de Derecho Civil, Organización de oficinas, Economía, Introducción a las Ciencias Sociales, Psicología e Introducción a la Filosofía. También enumeró las asignaturas de la carrera: 1º Cálculos Financieros, Contabilidad 3, Contabilidad de Costos 1, Legislación Fiscal, Derecho Mercantil, Nociones de Derecho Administrativo, Economía 3, Estadística. En 2º Cálculos financieros 2, Auditoría I, Contabilidad de Sociedades, Contabilidad de Costos, Organización Contable, Legislación Fiscal 2, Derecho Mercantil 2. En 3º Auditoría 2, Contabilidad Industrias Extractivas, Contabilidad de Seguros, Contabilidad de Bancos, Seminario de Costos, Relaciones Humanas, Legislación Bancaria y de Seguros, Sistemas Mecánicos de Registros, Teoría de los Esatdos Financieros. Y en 4º Estudio Contable de Impuestos, Análisis de Estados Financieros, Contabilidad de Servicios Públicos, Estudio de la Administración de Empresas, Legislación del Seguro Social y Derecho del Trabajo, Técnica de la Disertación, y Técnica Presupuestal.

De los profesores recordó al Director don Alejandro Prieto a quien le gustaba mucho el teatro e impulsaba está actividad en la EBC, al decano de maestros don Ángel Alvarado que también era padre de uno de sus compañeros y que había sido Director del Internado de la EBC. A don Raúl Niño Álvarez que tenía una gran personalidad, era excelente maestro y muy exigente. La maestra Martha Verde que impartía Inglés. El profesor Manuel Espinoza Menchaca, Aurora Díaz de Bonilla que daba mecanografía. El profesor Ignacio Carrillo Zalce que también tocaba el piano en el Restaurante Bar Panorama del Hotel Paseo.

Entre los deportes que se practicaban en la EBC recuerda que estaban el basquetbol, el voleibol y el futbol. Con sus compañeros Héctor Aguayo, Rivera, Velches, Andres Martínez, Juan León, Rodolfo Tapia y Juan Silva formaron un equipo de futbol, donde él jugaba de portero. Practicaban en un campo al lado del Auditorio Nacional.

A fin de año, en época de posadas, algunos de los compañeros ponían piñatas en los árboles de Reforma. También participaban en la quema de libro que era una forma de decir “ya nos liberamos por este año de los estudios ante la mirada” atónita de los maestros.

Aquel año en que ser estudiante era casi un delito

Acudíamos también a tardeadas, bailábamos rock and roll y en ese tiempo escuchabamos la música de Bob Dylan “Blowin in the wind”, “Like a rolling stone”; Little Richard “Lucille”, Ritchie Valens con “La Bamba”, The Beach boys “Surfin’ USA”, “Cotton fields”, “I get a round”, Buddy Holly “Peggy Sue”, Jerry Lee Lewis “Great balls of fire”, Los teen tops ”Confidente de secundaria”, “Popotitos”, “La plaga”, Los locos del ritmo, “Tus ojos”, “La mantequilla”, “Pólvora”, Los loud jets “Al compás del reloj”, Los boopers “Colina azul”, Gingliola Chinquetti con su canción “No tengo edad” con la que algunos compañeros se la cantaban en la escuela para conquistar a las muchachas.

Como alumnos de la EBC fuimos testigos de las marchas silenciosas que se hacían en Reforma durante el movimiento del 68 sin involucrarnos, particularmente estuve más inmerso porque trabajaba en ese momento para una compañía japonesa NHK (Nippon H?s? Ky?kai) una radioemisora y de televisión pública, al principio ocupé el puesto de contador y después fui Asistente de Corresponsal por 7 años, viví la toma de Tlatelolco y los Juegos Olímpicos.

El 4 de septiembre de 1968 su generación se gradúo y en la ceremonia recibieron de regalo un juego de plumas Sheaffer, su padrino de generación fue el Presidente de la Asociación de Banqueros de México y del Banco Mexicano Aníbal de Iturbide; después tuvieron una misa de acción de gracias en la Parroquia del Santísimo Redentor y finalmente su fiesta en La Hacienda de los Morales.

Después de trabajar para NHK, ingresó a Procter & Gamble como Auxiliar contable y después tuvo diversas posiciones en la empresa: Supervisor de Producción, Gerente de Reclutamiento y Selección de personal, Gerente de Seguridad Industrial, Gerente de Capacitación, Gerente de Relaciones Laborales, Gerente de Producción de la Planta de Talismán, y en la Planta de Vallejo Gerente de Relaciones Industriales. Actualmente, tiene su propia compañía RTP dedicada a la maquila de empacados tipo emplayado.

Con su esposa Rebeca Colón tiene dos hijos Rodolfo y Verónica, quienes también estudiaron el bachillerato en la EBC. Hoy tiene 38 años de casado.

Una de las aficiones de don Rodolfo es el coleccionismo, nos comentó que su gusto por coleccionar máquinas de escribir nació por don Alejandro Prieto, ya que en una clase mencionó que la evolución tecnológica estaba haciendo que las máquinas se volvieran obsoletas y antiguas en muy poco tiempo y desde entonces comenzó a coleccionarlas. Su acervo consta de 200 objetos aproximadamente, entre ellos hay desde ábacos y calculadoras hasta las primeras computadoras Apple. Junto a ésta, también tiene una colección de teléfonos.

Interesado por la historia, realiza investigación de las piezas de su colección, algunas originarias de Procter & Gamble, y el caso especial de la máquina Underwood que actualmente forma parte de las piezas del Museo EBC y que perteneció don Rodolfo. Desde que estaba estudiando en la EBC buscó la oportunidad de obtener máquinas y entonces adquirió este modelo Underwood 5 que, como un homenaje en sus 40 años de egreso de la EBC, la generación 1963 donó la máquina al Museo EBC.

“La Escuela me dejó una preparación, una cultura, un deseo de superación y muchos amigos.” De sus compañeros recuerda a Arturo Revora, Victor Keller, Lino de Prado, Miriam Pascasio, María Estela Verdejo Silva, Leopoldo Vidal, Ángel Alvarado y Roberto Zarate.

Sobre la labor que se desarrolla en el Museo EBC comentó que es muy importante, porque permite a los alumnos actuales conocer cuáles fueron los inicios de la EBC:

…creo que la labor que realizaron los pioneros de la institución fue grandiosa y el establecer una escuela fue aventurarse en una época de efervescencia política y de conflictos armados. Todo esto se debe de difundir ampliamente ya que conocer nuestro pasado nos coloca en el presente y nos proyecta hacia el futuro. Que los estudiantes conozcan en qué ámbito se desarrollan y que valoren todo ese pasado, porque de esa forma van a conocer más hacia donde quieren llegar.