Muros. Habitando la Escuela Bancaria y Comercial

Con esta exposición proponemos una mirada al pasado y al presente de la EBC a partir de sus edificios –contundente huella material que cada sociedad deja a su paso-, desde el nacimiento de cada uno de sus campus.

La identidad de la EBC puede ser descifrada a partir de los edificios que ha habitado y que habita. El estudio de sus construcciones como el producto de su cultura y de su ejercicio educativo, desde la conexión espacio-tiempo, arroja luz sobre el lugar donde ocurre el devenir de su comunidad.

El acto de habitar funda el lugar; lugar que nace en la construcción misma, como idea y como materialidad, creando así el espacio en el que el hombre puede existir. Por tanto, no es un espacio matemático, homogéneo, sino un “espacio vivido” entre la tierra y el cielo.

En la historia de la Escuela Bancaria y Comercial podemos identificar varias etapas a partir del nacimiento de sus edificios, íntimamente relacionados con el desarrollo de la Institución, su crecimiento y la consolidación de su identidad.

A partir de la creación de cada uno de sus campus la Escuela Bancaria y Comercial ha logrado significar su identidad. Mediante la experimentación del espacio, ha conseguido construir microcosmos que posibilitan la cotidianeidad de sus habitantes, de su comunidad. Y ha provocado numerosas experiencias que gravitan en torno a la educación en su sentido más humano.

Cada campus de la EBC se inscribe en el tiempo y recorre su propia historicidad, mientras se suma a la de la Institución. En este sentido, la concepción del proyecto formal para este plan de expansión ha adquirido diferentes rostros a partir de una misma idea.

Los edificios de la Bancaria portan la esencia de la arquitectura mexicana contemporánea y cada nuevo proyecto genera espacios que dialogan con el entorno; en ellos el tejido espacial posibilita experiencias que se activan con el devenir de la comunidad que los habita.

Cada campus posee su propia esencia y características. Todos comparten la claridad estructural, la limpieza compositiva, así como el sentido del lugar, de su espacio. Hablan el mismo lenguaje arquitectónico que remite a un ambiente de negocios y, al mismo tiempo, al entorno educativo.

Visita la exposición de noviembre de 2017 a mayo de 2018 en el Museo EBC ubicado en la Rectoría de la EBC, Marsella no. 44 Col. Juárez y de manera virtual a través de nuestro micrositio http://www.ebc.mx/habitando-muros/