Máquina de escribir Oliver Num. L-12 Silencioso

Por Angela Regina Núñez Alonso

En 1890 Thomas Oliver construyó la primera máquina de escribir Oliver, que se fue perfeccionando a través de los años. Este tipo de máquinas es singular, ya que posee un mecanismo de linotipia basado en el golpeo lateral.

La máquina de escribir Oliver modelo L-12 silencioso fue manufacturada en níquel, mide 44 cm de largo, 37 cm de ancho y 26 cm de altura. Pesa aproximadamente 15 kgs. Posee rodillo de madera de 25 cm de largo y un teclado QWERTY conformado de tres hileras con 35 teclas en color negro y blanco y una barra espaciadora. En la parte inferior frontal posee una placa metálica roja con bordes dorados en la que se registraron el nombre, los datos de fabricación y el concesionario. En la parte posterior también tiene otra placa metálica que se consigna la marca y el distribuidor autorizado en México.

Oliver L-12 se fabricó en Oliver Typerwriter Factory con sede en Woodstock, Illinois. Este modelo tiene fecha de patente de 1917 y fue comercializado en México por la Compañía Parker S.A. de 1922 a 1928.

La máquina posee sólo un carrete de cinta negra con la que se imprimían los caracteres en mayúsculas y minúsculas. El número de serie R1022647 aparece grabado en la parte posterior del carro. Este tipo de máquinas de escribir poseía para su protección y manejo una cubierta metálica con agarradera de cuero.

El estado de conservación en general es bueno, aunque le faltan tres teclas en la parte frontal y posee algunas rayaduras propias del uso y del paso del tiempo.

La máquina de escribir modelo L-12 silencioso formó parte de la colección particular de máquinas de oficina de Rodolfo Pinedo Torres, ex alumno de Contaduría Pública de la generación 1963-1968 y uno de los principales benefactores del Museo EBC. Don Rodolfo realizó la donación 25 de febrero de 2015.

La máquina de escribir fue una herramienta que impulsó una nueva cultura de comunicación, la expansión del trabajo de oficina y con ello la incorporación de la mujer al mercado laboral como mecanógrafa en un mundo de constantes transformaciones. En muy poco tiempo, se convirtió en un instrumento indispensable en cualquier oficina moderna.