Luis Ruiz de Velasco y Tafolla

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
Don Luis Ruiz de Velasco y Alejandro Prieto Llorente | AHEBC | Acervo fotográfico | 1981
Luis Ruiz de Velasco junto a destacados contadores y banqueros mexicanos | AHEBC | Acervo fotográfico | 1981
Socios del despacho Ruiz de Velasco; don Luis rodeado de ellos | Fotografía donada por Graciela Ávila Cerón | AHEBC | Acervo fotográfico
"Los servicios del Contador Público" por Luis Ruiz de Velasco | Banca y Comercio, México, D.F., tomo V, no. 2, febrero de 1939 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1939
"Los servicios del Contador Público" por Luis Ruiz de Velasco | Banca y Comercio, México, D.F., tomo V, no. 2, febrero de 1939 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1939
"Los beneficios inmediatos de las Auditorias" por Luis Ruiz de Velasco | Banca y Comercio, México, D.F., tomo VI, no. 4, octubre de 1939 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1939
"Los beneficios inmediatos de las Auditorias" por Luis Ruiz de Velasco | Banca y Comercio, México, D.F., tomo VI, no. 4, octubre de 1939 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1939

(1909-2003)


"Nada tan satisfactorio como ser autor de nuestra propia personalidad; nada tan elocuente y eficaz como ese ascenso por la ruta del éxito, llevando como armas poderosas la clara visión de la capacidad personal y la inquebrantable resolución de forjarnos un porvenir."

Luis Ruiz de Velasco

El México que nacía tras los años de la lucha revolucionaria de la primera mitad del siglo XX, significó la oportunidad de construir los cimientos de numerosas instituciones, desarrollar conocimiento y producir espacios importantes para el desarrollo científico y técnico que era vital para la edificación del país.

Imbuido en este espíritu, nace el Banco de México y con él la Escuela Bancaria y Comercial, que se convierte en el semillero de los grandes despachos contables, establecidos en todo el país, y el punto de partida de una profunda reflexión alrededor del oficio contable y su ejercicio profesional.

Contadores expertos en diferentes áreas económicas, banqueros y abogados se encargaron de reorganizar la economía nacional. Junto a ellos Luis Ruiz de Velasco contribuyó de manera importante al crecimiento de la contabilidad en México, gracias a su impecable ejercicio y, posteriormente, a su difusión y fortalecimiento a través de la enseñanza.

Don Luis, Contador Público, empresario y escritor, nació en 1909 en Jojutla, Estado de Morelos.

Durante los años 30 trabajó en la firma contable Price Waterhouse y en 1942 fundó, junto con Alejandro Prieto el despacho Prieto, Ruiz de Velasco y Compañía S.C. que al día de hoy continúa ofreciendo sus servicios y creciendo en el país, ya que cuenta con representaciones en diversos estados de la República, que refuerzan su solidez, prestigio y tradición.

La trayectoria profesional de Luis Ruiz de Velasco está profundamente vinculada con la historia de la Escuela Bancaria y Comercial.

Desde la década de los 40 se incorporó al claustro docente y de ahí en adelante compaginó sus actividades en la EBC con su despacho.

Ya en los años 50 fue Director de la Escuela por Correspondencia que, tras más de 20 años de éxito y crecimiento, ofrecía las carreras de Contador Privado y Funcionario Bancario, así como los curos de Contabilidad comercial, Superior de contabilidad, Cálculos mercantiles, Documentación y prácticas comerciales, Derecho mercantil, y Técnica y contabilidad bancarias.

Sobre la institución don Luis escribió en 1954 que: La Escuela Bancaria y Comercial, ha tenido oportunidad de sentir, a través de algunos años de experiencia en cuestiones contables y administrativas, la necesidad de preparar adecuadamente al elemento humano que da vida a los negocios... [1]

Luis Ruiz de Velasco fue uno de los autores de los libros emitidos por la Editorial Banca y Comercio. Auditoria práctica, escrito en coautoría con Alejandro Prieto, es uno de los textos que, desde su primera edición ha sido empleado por miles de contadores en México y América Latina.

También de su autoría se cuentan algunos libros de historia como 3 del siglo XIX, Malinche el Teutle y Fuego a la mecha, junto a ellos la novela Ni se muere la abuela, ni nos vamos a dormir.

Su trayectoria profesional fu premiada por la Cámara de Comercio de la Ciudad de México en 2002. La presea fue entregada por el entonces Presidente de la República Vicente Fox Quesada.

_______________

  1. Luis Ruiz de Velasco, “La profesión del vendedor” en Crédito. Revista Comercial y Bancaria, vol. XVI, no. 3, noviembre de 1954, pp. 23-25.