La EBC, Pionera de la Enseñanza a Distancia. 1931 - 1989 (Primera parte)

Por Angela Regina Núñez Alonso

“Nuestra enseñanza por correspondencia desarrolla en el individuo la iniciativa y el sentido práctico, el deseo de bastarse por sí mismo, la exactitud y la concentración en el trabajo: FACTORES TODOS INDISPENSABLES PARA EL ÉXITO”

Excélsior, 22 enero 1933. P. 2. 

La EBC nace en 1929 para capacitar a los empleados del Banco de México mediante los cursos orales; en poco tiempo, el 2 de marzo de 1931 la Escuela Bancaria del Banco de México comenzó a ofrecer la carrera de Funcionario Bancario mediante los Cursos por Correspondencia, lo que permitió que los cursos llegaran a 26 sucursales que el banco tenía en la República Mexicana.

Fue en este año, que el Banco de México[1] le encargó al Contador Alejandro Prieto escribir las lecciones[2] para el Curso de Contabilidad Comercial para los Cursos por Correspondencia.[3]  

Con el nacimiento de la Primera Escuela Nacional por Correspondencia se logró que 405 empleados de las sucursales del banco se capacitaran, tan sólo en 1931 se distribuyeron: “1833 lecciones de Contabilidad Comercial, 1690 de Cálculo Mercantil y 1212 de Teoría Económica (…) De toda la república y del extranjero se recibieron solicitudes para tomar los cursos por Correspondencia de nuestra nueva Escuela, y previo acuerdo del Consejo de Administración, el Director General del Banco abrió al público, desde 1932, los Cursos Orales y también la Escuela Bancaria por Correspondencia”[4].

Para 1932, la Institución ya independiente del Banco de México con nueva sede en Palma 27, incorporó la carrera de Contador Privado, que también se diseñó para esta modalidad.

Durante 1933, los días 8, 15 y 22 de enero se publicaron en el periódico Excélsior anuncios de los Cursos por Correspondencia que incluían un cupón que podía ser remitido a la Escuela Bancaria y Comercial para recibir una muestra de una lección para la carrera de su preferencia.

Esta novedosa opción educativa, de educación a distancia, permitió que en 1933 mediante los servicios de correo se atendieran a suscriptores de 200 poblaciones.[5]

Esto fue posible, gracias a la creación del Departamento de Servicio de Enseñanza por Correspondencia, en el que se pesaban[6] las lecciones que se distribuían a los suscriptores de las diversas ciudades, que eran devueltas al departamento para su revisión, calificación y sellado.

El Jefe del Servicio de Enseñanza por Correspondencia fue Humberto Aceves, egresado de la carrera de Funcionario Bancario en 1934[7], quien también se encargó de la sección Consultas por Correspondencia de la revista Banca y Comercio a partir de 1937.  En esta sección se contestaban gratuitamente las dudas que tenía el público y los suscriptores acerca de las lecciones y de otros temas económicos, comerciales y bancarios de interés general.

Posteriormente en 1942, con el surgimiento de la revista Crédito de la Escuela Bancaria y Comercial, la sección se nombró Consultorio Técnico, también a cargo de Humberto Aceves; y en la sección Por la Escuela Bancaria – Cursos por Correspondencia se informaban los nombres de los estudiantes que habían acreditado diversas materias bajo esta modalidad.

Estas vías, generaron la retroalimentación necesaria y la posibilidad de comunicación entre los actores. 

A mediados de la década de los cuarenta, Salvador López Aguado[8] fue el Jefe del Departamento Técnico de Cursos por Correspondencia. Y a finales de la década de los cuarenta y hasta 1968, el contador, maestro y autor de diversos libros emitidos por la editorial Banca y Comercio Luis Ruíz de Velasco fungió como Director de la Escuela por Correspondencia teniendo a su cargo en 1948 a don Ángel Alvarado como Jefe del Departamento Técnico por la Escuela por Correspondencia, en 1957 al C.P.T. Rafael Morfin V.; entre 1958-1965 al C.P.T. Gilberto Oviedo y a partir de 1966 al Lic. Rafael Pérez Miravete.[9]

Durante la gestión de Luis Ruíz de Velasco, el Departamento Técnico por la Escuela por Correspondencia, se encargaba de atender y resolver las dudas de los suscriptores sobre las diversas lecciones de los Cursos. Mientras que el Departamento de Publicaciones, generó en 1962 Correo EBC[10], una publicación bimestral destinada a los alumnos de Cursos por Correspondencia, que sirvió como medio de intercambio y de contacto con los suscriptores, “separados geográficamente pero unidos con el propósito común de elevar su preparación”.

Las carreras que se enseñaban por correspondencia eran: Contador Privado y Funcionario Bancario, además del Curso Superior de Contabilidad y los Cursos de Especialización en:  Técnica de Seguros y Curso Práctico de Capacitación para Gerentes de Crédito Bancario.

Por medio de un Folleto de Enseñanza por Correspondencia de 1966 que conservamos en el Archivo Histórico EBC, podemos conocer que el sistema de Cursos por Correspondencia funcionaba de la manera siguiente:

  1. El alumno, al inscribirse, obtiene una dotación de lecciones.
  2. Al resolver los cuestionarios y problemas de cada lección debe enviarlos a la Escuela para que se corrijan.
  3. Si el alumno estudia una carrera en que se combinan varias materias, puede hacer envíos de una lección por cada materia, o bien puede seguir sus estudios materia por materia; es decir, puede dejar pendientes las demás materias mientras se dedica por completo la que ha escogido.
  4. Al recibo del cuestionario resuelto por el alumno, se procederá a revisarlo y corregirlo, y si se le aprueba se le regresará junto con la lección siguiente. El fin de este método es conseguir que el alumno siempre tenga material en su poder, es decir, mientras una lección está en trámite de corrección, otra puede ser estudiada y resuelta. El alumno tendrá cuidado de no enviar ninguna lección hasta haber recibido la anterior, debidamente corregida.

“Los suscriptores deberán conservar siempre los originales de sus lecciones para llegar a formar el volumen completo de su Curso, que irán coleccionando cuidadosamente en las carpetas que al efecto proporciona la Escuela Bancaria y Comercial. Sólo enviarán a la Escuela el cuestionario contestado, empleando las formas especiales de que está provista cada lección y procurando siempre escribir a máquina, o, en su defecto, con tinta”[11].

Posteriormente, en 1968 la Sra. Ma. Eugenia Jimeno de López Aguado, egresada de la carrera de Contador Público y Funcionario Bancario (1943- 1945)[12]se incorporó como Jefa de Instructores de Cursos por Correspondencia y Miguel Vega García como Jefe de Servicio Administrativo de Cursos por Correspondencia. Tres años después ocupaba el puesto de Jefa del Departamento Técnico de la Escuela por Correspondencia.

Entre 1974 y 1975[13] el área se nombró Extensión de Enseñanza por Correspondencia dirigida por la profesora Ma. Eugenia J. de López Aguado.  Y a partir de 1976[14] cambió a Extensión de Enseñanza Abierta a cargo del C.P. Francisco J. Calleja.

En esta época el departamento estaba formado por tres divisiones:  la División de Estudios Sistemáticamente Guiados, la División de Estudios para Autodidactas y la División de Estudios Complementarios y de Actualización (DECYDA).

Hacia 1979 el área y el nombre del servicio educativo adquirió el nombre de Instituto de Enseñanza Abierta (IDEA) bajo la responsabilidad del Sr. Francisco J. Calleja.

Un año después, Luis Ruíz de Velasco estaba al frente del Instituto de Enseñanza Abierta, que ofreció las carreras de Contador Privado y Funcionario Bancario además de materias sueltas a nivel elemental, medio y superior[15].   

En 1981, se sumaron bajo esta modalidad las licenciaturas en Ciencias Administrativas y en Banca y Finanzas.  Y también se comenzó a publicar una nueva edición de Correo EBC, una gacetilla de distribución gratuita que informaba sobre diversos trámites, fechas de exámenes, profesores, entre otros.  

Después de un largo trámite, el 30 de junio de 1981 la SEP otorgó reconocimiento de validez oficial a los estudios por correspondencia impartidos por el Instituto de Enseñanza Abierta, extensión educativa de la Escuela Bancaria y Comercial[16].

A partir de 1982, se reestructuraron los planes de estudio de las tres carreras que se impartían y se redactaron los materiales de estudio para 76 materias. 

La primera generación de egresados de profesionales IDEA estuvo conformada por 13 alumnos[17].

Para 1986[18] la maestra María Eugenia J. de López Aguado ocupó la Dirección de IDEA, al mismo tiempo que era Directora del Bachillerato y Jefa de las materias de Cálculos Mercantiles I y II, de Aritmética I y II. Mientras que la L.B.F. María Mónica Tame Said[19] era Jefa Académica del Departamento de Instructores de IDEA y posteriormente Jefa de Instructores, puesto que desempeño hasta 1989. 

Continuará…




[1] “La enseñanza a los empleados de las sucursales del Banco, ha sido constante, lográndose la redacción de tres cursos originales, entre los cuales es de Contabilidad Comercial, que se debe al señor Contador Alejandro Prieto, ha sido juzgado por las autoridades de la materia como un método nuevo e inmejorable para la enseñanza de la contabilidad, cuya impresión reportaría al Banco y al público en general, una enorme ventaja”  En: Archivo Histórico del Banco de México | Acta 385 del Consejo de Administración del Banco de México, S.A., 16 diciembre 1931

[2] Prieto, Alejandro. La escuela y yo. Notas y añoranzas del Prof. Alejandro Prieto, C.P., noviembre de 1991, p. 8.

[3] Primer Curso de Contabilidad Comercial, Escuela Bancaria, Cursos por Correspondencia, México, Banco de México S.A., 1931.

[4] Archivo Histórico del Banco de México | Informe Anual 1931, Octava Asamblea General, Banco de México.

[5] AH-EBC | Acervo documental | Folleto de Cursos por Correspondencia Palma 27, p. 39.

[6] La balanza para cartas “Exactus” de fabricación alemana manufacturada en la década de 1930 fue utilizada en el departamento de Cursos por Correspondencia. Disponible en: http://museoebc.org/eventos/balanza-para-cartas

[7] Archivo de Control Escolar | Libro1 | Diploma de F.B no. 1, Humberto Aceves, septiembre 1934.

[8] “7 enero de 1943 Primer día de clases en la EBC” Disponible en: http://museoebc.org/eventos/7-de-enero-de-1943-primer-dia-de-clases-en-l...

[9] AH-EBC | Acervo documental | Folleto de Enseñanza por Correspondencia, abril 1966

[10] Posteriormente en 1981 se publicó una gacetilla para mantener informados a los estudiantes del Instituto de Enseñanza Abierta (IDEA) sobre calendarios, trámites, horarios, entre otros.

[11] AH-EBC | Acervo documental | Folleto de Enseñanza por Correspondencia, abril 1966.

[12] Archivo de Control Escolar | Libro 12 | Diploma F.B. no. 599, María Eugenia Jimeno Rodríguez | 2 junio 1945

[13] AH-EBC | Acervo documental | Folleto Programa Académico EBC 1975 – 1976

[14] AH-EBC | Acervo documental | Folleto de programa Académico EBC 1976 – 1977

[15] AH-EBC | Acervo documental | Programa académico EBC 1980 – 1981

[16] AH-EBC | Acervo documental | Acuerdo 81462 | 30 junio 1981

[17] AH-EBC | Acervo hemerográfico | Banca y Comercio, 2, julio 1986, p. 76.

[18] AH-EBC | Acervo hemerográfico | Banca y Comercio, 3, octubre, 1986, p. 57.

[19] AH-EBC | Acervo hemerográfico | Banca y Comercio, febrero 1987, p. 43.

[20] AH-EBC | Acervo hemerográfico | Banca y Comercio, 2, mayo – julio, 1991, p. 15.

[21] AH-EBC | Acervo hemerográfico | Ventana Estudiantil, 9, junio – julio, p. 8.