La Biblioteca especializada Bancaria y Comercial

Teresa Cecilia Sandoval Macías

La primera biblioteca de la EBC, la Biblioteca Bancaria y Comercial, nació a mediados de 1936 bajo la guía de Agustín Loera y Chávez, quien fuera director de la Bancaria desde su fundación en 1929. El acervo se integró gracias a la donación de materiales de amigos, ex alumnos, profesores e instituciones que desde sus inicios apoyaron el proyecto educativo.

Conocemos esta información gracias a la correspondencia de los años treinta sostenida entre Agustín Loera y Chávez y Manuel Gómez Morin, quien fue fundador y profesor de la EBC. Las cartas mecanografiadas con membrete de la Escuela atestiguan la creación del acervo el 1º de septiembre de 1936 en el Palma número 44 que alojaba a la institución en ese entonces.

Los títulos de los libros revelan como poco a poco la biblioteca de la EBC se configuró como un acervo altamente especializado en temas financieros, económicos y contables destinado al uso de la comunidad académica de la Bancaria, que se encontraba íntimamente ligada a la banca mexicana. En este punto es importante recordar que un buen número de sus profesores fundadores contribuyeron a la creación de la teoría contable moderna y al desarrollo de materiales para su enseñanza tanto en modelos presenciales como por correspondencia.

La organización de los volúmenes y los servicios de la biblioteca, cifrados dentro de esta especialización, respondían a las necesidades de investigación en los campos técnicos y científicos económicos y relacionados con la banca.

Desde su nacimiento la Biblioteca estuvo normada por un severo reglamento que privilegiaba la consulta en sala y ofrecía gratuitamente servicio al público en general. Los volúmenes se encontraban organizados mediante el sistema decimal creado por Melvil Dewey, como todas las colecciones creadas por Loera y Chávez. En los primeros 3 meses de su apertura contaba con cerca de 1500 títulos, contaba con un Boletín impreso a manera de catálogo y con un Departamento de “Informaciones Técnicas y Bibliográficas”. [1]

Los ejes temáticos de la Biblioteca Bancaria y Comercial se instauraron de la mano con los objetivos de la Escuela: preparar a profesionales en los sectores de la banca y el comercio nacional, siempre bajo la dirección humanista que distinguía a don Agustín. Obras clásicas de finales del siglo XIX y de las primeras décadas del siglo XX en materia de contabilidad, derecho, ciencias políticas, banca, moneda y organización de empresas eran el núcleo de la colección y estaban acompañadas por una títulos capitales de historia, filosofía y literatura.

También entre los servicios de la Biblioteca se encuentra importante número de publicaciones periódicas nacionales e internacionales especializadas como: Ahora (México); Banca, Industria y Comercio (Argentina); Banking (N.Y.); Barclays Bank Limited (Londres); Belgique Amerique Latine (Bruselas); Boletín del Archivo General de la Nación (México); Boletín del Banco Central del Ecuador (Quito); El Economista Hondureño (Tegucigalpa); Finanzas y Contabilidad (México); Fortune (Chicago); Gaceta Económica y Financiera (Lima); L´Activite Economique (París); Lloyds Bank Limited (Londres); Panamericana Comercial (Washington); Revista de Ciencias Económicas (Buenos Aires); Revista del Banco de la República (Bogotá); Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia (México); The Journal of Accountancy (N.Y.); Voz Nacional (México); y Westminster Bank Review (Londres), por citar solo algunos títulos.

Naturalmente el acervo incluía la colección titulada Biblioteca Banca y Comercio, escrita por los profesores de la EBC para los cursos de Funcionario Bancario y Contador Público y que en 1939 dio pie a la creación de la Editorial Banca y Comercio, S.A. Entre ellos se encontraban: Contabilidad Superior y Principios de Contabilidad de Alejandro Prieto; Los Títulos de Crédito en el Derecho Mexicano de Roberto A. Esteva Ruíz; Derecho Mercantil escrito por Ángel Caso; Auditoría Práctica obra de Luis Ruíz de Velasco y Alejandro Prieto; Terminología del Contador de los hermanos Mancera; Sociedades Mercantiles. Un tratado práctico desde el punto de vista contable de León Batardón; Administración Financiera. Métodos contables y balances de L. Quesnot.

Libros sobre contabilidad y banca, se encuentran numerosos títulos de diversos autores en español, inglés y francés; como la obra completa de Roy B. Kester dedicada a Contabilidad; Teneduría de libros y Principios de contabilidad del cubano M. de J. Fernández Cepero; y Fifty years of accountancy por Robert H. Montgomery; The Future of the Metropolitan Bank de H. Donald Campbell; El departamento de caja en las instituciones de crédito de Carlos E. Salazar; y Los bancos capitalizadores en México de Sealtiel Alatriste Jr.

Sobre cuestiones legales y materia económica, obras como: Crónica del constituyente de Juan de Dios Bojórquez; Derecho mercantil mexicano (con exclusión del marítimo) de Felipe de J. Tena; y Derecho administrativo de Gabino Fraga; La lucha por el derecho y la reivindicación económica por Fernando Puig Cadena; ¿Dictadura o democracia? de Samuel J. Ruiz; y La plata de la autoría de Salvador Villalpando, por ejemplo.

Las Biblioteca Bancaria y Comercial siguió creciendo gracias a nuevas donaciones, como la realizada por la generación de contadores 1958. Actualmente sus 1191 volúmenes se agrupan bajo el nombre de Fondo Antiguo Agustín Loera y Chávez y forman parte del patrimonio histórico institucional.

------------------

  1. AMGM, Correspondencia entre Manuel Gómez Morin y Agustín Loera y Chávez, 12 de septiembre de 1936.