Kodascope eight-71

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
Manual del uso del proyector Kodascope | AHEBC | Acervo documental | 1939
Manual del uso del proyector Kodascope | AHEBC | Acervo documental | 1939
Proyector Kodascope | Foto: Luis Ríos Medina | AHEBC | Acervo fotográfico | 1939
Proyector Kodascope | Foto: Luis Ríos Medina | AHEBC | Acervo fotográfico | 1939
Proyector Kodascope | Foto: Manuel Cabrera | AHEBC | Acervo fotográfico | 1939
Proyector Kodascope | Foto: Manuel Cabrera | AHEBC | Acervo fotográfico | 1939

Los años que siguieron a la Gran depresión, marcaron una etapa impresionante en el crecimiento comercial de Estados Unidos, así como de muchos otros países. Durante el periodo que tiempo después fue conocido como “entre guerras”, la euforia que la aparente calma traía se reflejaba en una sociedad ansiosa de glamour, cada día más consumista y en una boyante industria que sacaba al mercado electrodomésticos y máquinas asombrosas.

La compañía fotográfica KODAK que lanzó al mercado su primera cámara fotográfica alrededor de 1888 y revolucionó el mundo de las imágenes, contribuyó con el desarrollo de amateur de la cinematografía en los años que nos ocupan.

Sus novedosas cámaras lograban que quien pudiera adquirir uno de sus artículos pudiera tomar “fotografía de cine” en película de 16 mm y a color. Pocos años después, también incursionó con proyectores y otros equipos destinados a la reproducción gráfica.

Museo EBC recibió hace algunos meses la donación de un Proyector Kodascope eitht-71 de 1939 que formó parte de la colección de Alejandro Prieto Llorente. Actualmente, es considerado un artículo coleccionable que esporádicamente aparece en diversas subastas de antigüedades.

El proyector viene resguardado en un lujoso estuche de madera forrado en piel de 19 x 36 x 28 cms. Y, en su tiempo, sus novedosas características lo convirtieron en el más eficiente en su género: portátil, de fácil uso y gran calidad.

Las ventajas con las que se anunciaba eran: lente de precisión garantizaba nitidez en las imágenes y su limpieza era muy sencilla; la iluminación era dada por un condensador lumínico combinado con un sistema óptico de 750 watts, con opción a una lámpara de hasta 1000 watts.

Los carretes para la película aceptan hasta 400 pies de cinta, lo que garantiza aproximadamente 30 minutos de proyección y diversión ininterrumpida. (Manual del Kodascope Eight-71. 1939)

Su operación era muy amigable con el usuario gracias a su Panel de control centralizado. Era ligero y se transportaba cómodamente.

Este aparato se vincula con la historia de la EBC en la creación de materiales de estudio. La banciaria innovó elaborando casos filmados y guías de estudio como una novedosa estrategia didáctica, por ejemplo El análisis de la Fabricación de Cemento Portland, documento que también forma parte de los acervos de nuestro Archivo Histórico y del que se han escrito algunas notas en esta página. [1]

  • Proyector Kodascope Eight-71
  • 1931
  • Perteneció a Don Alejandro Prieto Llorente
  • Donada por Javier Prieto Sierra
  • Benefactor del Museo EBC

_______________

[1] Guía de estudio: película a cuadros fijos 

http://museoebc.org/eventos/guia-de-estudio-para-la-pelicula-cuadros-fijos