IV Convención Bancaria (1937)

Teresa Cecilia Sandoval Macías

El nacimiento de la EBC ocurrió al mismo tiempo que comenzaban los proyectos de reconstrucción del país; concretamente junto con la reestructuración de la banca y la reforma hacendaria iniciada a mediados de la segunda década del siglo XX. Las consecuencias de la lucha armada y la crisis de internacional ensombrecían el panorama al provocar la obsolescencia de la legislación bancaria y desestabilizar su estructura. La banca comenzó a restaurarse, se fundó el Banco de México y por su parte la EBC contribuyó con la profesionalización de los empleados de la banca central y a la consecución de los objetivos nacionales en materia de educación.

Entre los diversos proyectos emprendidos por los directivos y profesores de la Escuela Bancaria y Comercial destaca Banca y Comercio, revista de divulgación especializada en asuntos técnicos. En el número de mayo de 1937 el abogado Guillermo Obregón escribió un texto sobre la IV Convención Bancaria de Mazatlán, en la que banqueros y hombres de negocios presentaron sus análisis y propuestas ante la situación financiera del país. [1]

1937 fue un año de tensiones económicas en el país y en la Convención se discutieron trabajos de la Asociación de Banqueros de México alrededor de temas como el crédito privado, el desarrollo económico con distribución del ingreso. Los trabajos fueron inaugurados el 22 de marzo con el discurso del secretario de Hacienda, Eduardo Suárez Aranzolo [2], en el que informó el punto de vista oficial de las actividades bancarias del país, de la primacía de las funciones monetarias del Banco de México y de la Ley de Exportación de Capitales. [3]

Con el correr de los años la Convención Bancaria se consolidó como un importante foro de discusión de política económica que permitió la alianza entre la banca privada y el Estado.

En su estudio sobre la Nacionalización bancaria María del Carmen Solórzano escribe sobre la historia de esta relación entre la banca y el Estado; explica que durante los primeros años de la guerra la banca se mostró contrarrevolucionaria y permitió la emisión incontrolada de billetes que llevó al caos monetario que se incrementó con la impresión de papel moneda sin reserva metálica realizada los jefes revolucionarios que desembocó en una tremenda inestabilidad económica. [4]

En 1916 Venustiano Carranza incautó las reservas metálicas bancarias a través de la Comisión Reguladora e Inspectora de Instituciones de Crédito, fracturando la relación entre los banqueros y el Estado. Los primeros intentos por restablecer estos vínculos ocurrieron cinco años después en el periodo obregonista.

En 1924 y ya como parte del programa de nación revolucionario comenzaron las acciones para reconstruir el sistema bancario. El 2 de febrero de ese año, el ingeniero Alberto J. Pani –secretario de Hacienda- encabezó la primera Convención bancaria para analizar la situación del país y proponer la reforma de la banca. Entre ellas se estableció la Ley General de Instituciones de Crédito y Establecimientos Bancarios y la fundación del Banco de México que permitía la participación de la banca privada en la determinación de políticas monetarias y crediticias.

La segunda Convención fue celebrada en 1933, la tercera en 1934, la cuarta en 1937 y a partir de 1941 se llevaron a cabo anualmente hasta 1982.

Noticias sobre economía y política como ésta fueron consignadas y analizadas en las páginas de la revista Banca y Comercio de la EBC en congruencia con los objetivos perseguidos por sus fundadores al considerar la cultura y la educación elementos imprescindibles para mejorar la calidad de vida en el país y superar su atraso económico.

_______________

  1. Guillermo Obregón, “La Convención Bancaria de Mazatlán” en Banca y Comercio, Escuela Bancaria y Comercial, número 3, mayo de 1937, año I. Online. Disponible en: [http://museoebc.org/eventos/banca-y-comercio-mayo-de-1937-1]
  2. Eduardo Suárez Aránzolo (1894-1976) Fue un destacado político y diplomático mexicano, secretario de Hacienda durante los gobiernos de Lázaro Cárdenas y de Miguel Ávila Camacho. Fundador y profesor de la Escuela Bancaria y Comercial. Más información disponible en: [http://museoebc.org/eventos/eduardo-suarez-aranzolo]
  3. El Decreto que reforma la Ley del Impuesto sobre Exportación de Capitales fue publicado en el Diario Oficial el martes 31 de agosto de 1937. Online. Disponible en: [http://dof.gob.mx/nota_to_imagen_fs.php?codnota=4553479&fecha=31/08/1937...
  4. María del Carmen Solórzano, “Nacionalización bancaria” en Gaceta de Administración Pública Estatal y Municipal, Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, número 7, julio – septiembre, año 1982. Online. Disponible en: [http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/gac/cont/7/est/est22.pdf]