Historia de la EBC

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías

Campus Querétaro*

Campus Querétaro se fundó bajo la premisa de llevar a cabo un ejercicio de escucha en el que se conocieran las necesidades y la cultura del lugar, las inquietudes y características de los estudiantes, así como los perfiles y propuestas de quienes integrarían el claustro docente y el equipo administrativo. La obra comenzó a edificarse en mayo de 2008, y desde entonces, también fue construyendo su propia identidad.

El terreno en el que se edificó campus Querétaro se encuentra en la Av. Prolongación Fray Sebastián Gallegos, sin número, en la Colonia El Retablo dentro del Municipio de Corregidora, en Querétaro. La transformación de la zona ha sido vertiginosa y ha ido de la mano con el crecimiento de la EBC.

Cuando la EBC llegó a Fray Sebastián Gallegos, el espacio que se desplegaba ante su predio era completamente rural, carente de construcciones, una enorme extensión de tierra, un paisaje natural. La comparación con las experiencias previas en Tlalnepantla y Toluca fue inmediata, ya que en esta ocasión la EBC se alejaba absolutamente del entorno urbano y del industrial.

La petición original a la firma Sánchez Arquitectos y Asociados fue la de replicar el diseño de campus Toluca en este predio, sin embargo, con la adquisición del terreno contiguo –que se convertiría en una plaza de entrada al campus- el efecto arquitectónico fue totalmente distinto.

El 30 de mayo de 2008 se realizó la ceremonia de colocación de primera piedra que convocó a un importante número de ex alumnos de la Bancaria radicados en Querétaro. Germán Borja, en ese entonces Presidente Municipal, dio a la comunidad EBC una cordial bienvenida, garantizando el interés y el apoyo de su administración a los proyectos educativos.

Bajo la dirección de Mario García Vázquez se iniciaron las actividades para difundir información sobre la Escuela en el Estado, presentar el nuevo campus y ofrecer sus programas a la comunidad queretana.

El proceso de construcción fluyó de manera natural, se contaba con una vasta experiencia previa para la obra y, al mismo tiempo, la operación académica y administrativa ocurría en un espacio de la cercana plaza comercial Las palmas sobre la Avenida Don Bosco, con excelentes resultados y una muy buena recepción por parte de la gente de Querétaro. En esos días, Julieta Carbajal González se convirtió en la primera alumna inscrita del campus y eligió estudiar la Licenciatura en Administración Hotelera y Turística. [1]

El prestigio de la Institución la precedía y contribuyó a generar confianza en los prospectos y sus familias: […] mi mamá ya conocía la EBC y eso facilitó la decisión porque ella sabía qué clase de universidad era y tenía confianza. Aunque el edificio no estaba terminado no importó porque la atención que tuvieron siempre fue buena. [2]

EBC Querétaro se convirtió en el detonador del crecimiento de la zona y marcó su dinamismo desde el inicio. Los trabajos involucraron incluso la construcción de la calle, es decir, el acceso de Prolongación Fray Sebastián Gallegos a la EBC.

Al igual que en Toluca, una vez que las oficinas administrativas estuvieron habilitadas, el equipo de apertura de campus se mudó para allá y, aprovechando el ambiente y las condiciones del entorno, se creó un dinámico programa de promoción que incluyó visitas y actividades de convivencia in situ: ¡Y vaya que hubo sesiones de integración!, en mi opinión fueron de lo más divertidas e importantes porque me ayudaron a sentirme parte de la EBC antes de entrar a clases y a traer bien puesta la camiseta de la Institución. Tengo muy presente que gracias a los rallys y las sesiones de fotos donde conocí a grandes amigos… [3]

Entre los cambios estratégicos dados en el proyecto de Querétaro estuvo la planeación temporal. Circunstancia decisiva para la configuración actual del campus ya que, capitalizando las experiencias previas, se decidió que se construiría la estructura general del inmueble concentrando el esfuerzo en los espacios requeridos para comenzar puntualmente la operación. De esta manera, el primer día de clases se desarrolló sin contratiempos.

A pesar de que los planos de Querétaro son iguales a los de Toluca, son planteles radicalmente diferentes. En el primer caso no se construyó el edificio opuesto a la fachada –que en el toluqueño cierra el campus y da origen al patio trasero conocido como muelle.

La convivencia en Querétaro entre el edificio y el entorno orilló a la institución a cuestionar la pertinencia de este espacio. En consecuencia, se modificó la distribución original. Actualmente, el sitio antes citado es ocupado por una velaria enmarcada por los dos edificios que flanquean el patio; su solidez contrasta con la ligereza de este elemento logrando un agradable espacio abierto que permite una hermosa vista de la naturaleza que circunda la Escuela.

El edificio conserva la imagen corporativa, sustancial en la identidad de la Bancaria, al mismo tiempo que integra elementos de la filosofía institucional en sus líneas de responsabilidad social. Su diseño sustentable aplica alternativas para volver su ejercicio cotidiano más amable con la naturaleza: […] se siguieron incorporando programas de bajo consumo de energía, de ahorro de agua potable, aprovechamiento de la luz natural y utilización de materiales con bajo impacto ambiental. También se buscó reciclar las aguas residuales y aprovechar el agua de lluvia. Las zonas exteriores cuentan con lámparas de energía solar. [4]

Las clases iniciaron el 17 de agosto de 2009 en un ambiente de trabajo colaborativo, construido con esmero por profesores y administrativos. La ceremonia inaugural ocurrió dentro del marco del 80 aniversario de la Escuela Bancaria y Comercial, el 28 del mismo mes.

Querétaro suscitó también cambios importantes en el crecimiento de la EBC. Era evidente el éxito del plan de expansión, así que se decidió crear la Dirección Regional Noroeste para administrar eficientemente los campi de esa zona, considerando ya León en el Estado de Guanajuato. El cargo de director fue asumido por Mario García, quien operó por algunos años desde las instalaciones queretanas.

Desde entonces, a la cabeza de EBC Querétaro se encuentra Mario Alberto Esquivel Vilchis, quien formó parte del equipo fundador de Toluca.

______________________

* Texto extraído de: Sandoval Macías, Teresa Cecilia, Muros. 85 años habitando la Escuela Bancaria y Comercial, México, Ed. Colofón, 2013.

  1. Ventana EBC, Diciembre 2008 – enero 2009, p. 26.
  2. Archivo Histórico EBC, Entrevista escrita de Sergio Zárate Guzmán, estudiante fundador de campus Querétaro. Abril de 2013.
  3. Archivo Histórico EBC, Entrevista escrita de Lorena Molina Rodríguez, estudiante fundadora de campus Querétaro. Abril de 2013.
  4. Hanako Taniguchi, “Saya + arquitectos” en Obras, Marzo de 2013, pp. 64-66.