Francisco Monterde

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
De pie: Raúl Navarrete, Domingo Miliani, no identificado, Jorge Arturo Ojeda, René Avilés Fabila, Segio Mondragón, Jorge Ayala Blanco, Leopoldo Ayala | www.reneavilesfabila.com.mx
Don Francisco Monterde participó en los proyectos hemerográficos de la EBC con su "Sección Bibliográfica" | Banca y Comercio, México, D.F., noviembre de 1938
En este número Francisco Monterde inicia su texto comentando las "Exploraciones de Oaxaca" de Alfonso Caso, uno de los fundadores de la EBC | Banca y Comercio, México, D.F., noviembre de 1938
Moctezuma. El de la Silla de Oro de Francisco Monterde | AHEBC | 1947 | Acervo bibliográfico
La portadilla de la edición especial del Círculo Literario de la obra Moctezuma. El de la Silla de Oro de Francisco Monterde | 1947 AHEBC | Acervo bibliográfico
Francisco Monterde García Icazbalceta | circulodeestudios-centrohistorico.blogspot.com

Amigo y colaborador de la EBC

Desde los primeros años de vida del Archivo Histórico de la EBC, nos acercamos a la relación que guarda el nacimiento del México moderno con el surgimiento de la Escuela Bancaria en 1929; la inercia que imperaba en los círculos intelectuales y científicos para reconstruir el país y llevarlo a la modernidad se expresaba en los muros de las nacientes instituciones púbicas y en los programas educativos.

Este afán cristalizó en la EBC en una dirección paralela que implicaba la creación de la teoría contable en cuanto a práctica bancaria y enseñanza de la misma, al tiempo que consideraba la difusión y la producción cultural. Al esfuerzo se sumaron diversos intelectuales provenientes de diversas disciplinas incluso ajenas a la contabilidad. Uno de ellos fue el escritor y crítico literario Francisco Monterde quien participó con la institución por más de 30 años.

Su nombre completo era Francisco Monterde García Icazbalceta y nació en la Ciudad de México el 9 de agosto de 1894. No sabemos si la influencia de su tío-abuelo Joaquín, fue la que lo llevó al sendero de las letras, lo que sí conocemos es la prolífica obra académica y literaria que produjo a lo largo de su vida: ensayo, crítica literaria, teatro, novela, cuento y poesía, así como traducciones de numerosas obras clásicas en inglés y francés, y estudios sobre innúmeros textos.

Como impulsor del teatro, en 1937 participa en la creación de la Asociación de Cronistas de Espectáculos Teatrales y Musicales al lado de Xavier Villaurrutia, Alfonso de Icaza, José F. Elizondo, Antonio Mañana Esquivel, Guillermo Castillo y Armando de María y Campos.

Francisco fue catedrátido de la UNAM, donde también dirigió la Imprenta Universitaria y bibliotecario en el Museo Nacional de Historia y Antropología, y en la Biblioteca Nacional de México. Presidió el Centro Mexicano de Escritores, espacio cultural y académico decisivo en la conformación del boom en nuestro país y donde los mejores escritores de los 50 a la década de los 70 fueron dados a conocer, por sus becas y apoyo, en muchos sentidos.

Gracias a su obra fue elegido miembro de número de la Academia Mexicana de la Legua en 1951, la cual dirigió hasta su muerte en 1985. En 1963 también fue incluido en la Academia Argentina de Letras.

Con la EBC compartió su talento como crítico literario y participó mensualmente con la columna Sección Bibliográfica en la Revista Banca y Comercio que se publicó de 1937 a 1941, en ella, cada número, realizaba una guía de las novedades literarias de la época, sino un análisis de diversas ediciones nacionales e interancionales, de sus autores y de las propuestas que contenían. Esta cuidada y precisa columna creó también un espacio de difusión para los libros que integraba la colección que se agrupaba bajo el nombre de Biblioteca de la Escuela Bancaria y Comercial compuesta por volúmenes afines a materias especializadas en banca y contabilidad y que eran el producto de la investigación y el ejercicio profesional de los docentes de la Institución. Francisco Monterde proporcionaba al lector con una prosa amena y clara, información detallada sobre textos de jursiprudencia y legislación, matemáticas, estadística, historia, filosofía, política, educación y socialismo; de igual forma, y siendo fiel a sus intereses, abordaba objetiva y técnicamente el trabajo de algunos traductores y de material hemerográfico de diversos países. Con el paso del tiempo la EBC sustituyó la publicación por la Revista Crédito (1942-1961) que imprimía bimestralmente, ésta conservó su formato y algunas de sus columnas, entre ellas la de don Francisco que adoptó el nombre de La nota biográfica.

De sus múltiples textos, en la Biblioteca Alejandro Prieto de la EBC contamos de su autoría con Moctezuma. El de la silla de oro, editado en 1947 por el Círculo Literario e ilustrado por Julio Prieto; en su rol como traductor las obras completas del escritor francés André Maurois; y como estudioso de las letras la edición y notas a lasObras completas del Maestro Justo Sierra publicadas por la UNAM en 1948.

El México del siglo XX fue forjado, en mucho, gracias a la acción de los intelectuales queparticiparon en los procesos de institucionalización y modernización del país, hombres y mujeres que desde muy diversas disciplinas contribuyeron a poner en marcha el discurso revolucionario. Desde el ámbito literario floreció una impresionante cultura que hoy se convierte en unto de nuestros más valiosos patrimonios y Francisco Monterde, amgio y colaborador de la EBC, fue participe de esta génesis.