Francisco de la Maza

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
Francisco de la Maza y de la Cuadra | Amigo de la EBC | luxdominic.com | Revista de impugnadores
Francisco de la Maza y de la Cuadra | Amigo de la EBC | acadmexhistoria.org.mx | Revista de impugnadores
La Pintura Barroca Colonial | Revista Crédito, México, D.F., Vol. III, No. 2, Septiembre de 1943 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1943
La Pintura Barroca Colonial | Revista Crédito, México, D.F., Vol. III, No. 2, Septiembre de 1943 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1943
La Pintura Barroca Colonial | Revista Crédito, México, D.F., Vol. III, No. 2, Septiembre de 1943 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1943
La Pintura Barroca Colonial | Revista Crédito, México, D.F., Vol. III, No. 2, Septiembre de 1943 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1943
La Pintura Barroca Colonial | Revista Crédito, México, D.F., Vol. III, No. 2, Septiembre de 1943 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1943

(1913 – 1972)

Intelectual potosino cuya aportación a la Historia del Arte mexicano ha sido invaluable. Estudioso, profesor y defensor del patrimonio artístico y cultural de nuestro país, Francisco de la Maza y de la Cuadra potenció los estudios sobre arte barroco en México y abrió brecha en la enseñanza histórica mexicana.

Realizó sus primeros estudios en San Luis Potosí para continuar en Puebla y terminar en la Ciudad de México, donde en adelante radicaría.

Cursó los primeros años de la Carrera de Derecho y simultáneamente la de Historia, de la cual se recibiría en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ahí, conoció a Manuel Toussaint, quien fue su maestro y amigo, y con quien estudiaría la Arte Colonial; y a Justino Fernández, a quien se debe la revolucionaria obra Estética del arte mexicano.

Francisco de la Maza continuó con el trabajo de su mentor Toussaint, aproximándose el arte mexicano desde una perspectiva innovadora; asumió la cátedra de Arte Colonial cuando éste se ausentó e ingresó al Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, fundado en 1935.

Su labor docente se extendió a diferentes instituciones académicas como la Escuela Nacional de Antropología e Historia, la Universidad Nacional yen la Escuela de Cursos Temporales donde dictó importantes conferencias en las que vertía su particular y audaz visión del arte. Fue miembro de la Academia Mexicana de la Historia y contribuyó en diferentes proyectos sobre apreciación estética.

Polemizó con valentía e intensidad en diferentes ocasiones en defensa del patrimonio cultural mexicano, argumentando poderosas críticas que contribuyeron a crear conciencia sobre el valor de los monumentos históricos y artísticos del país.

Su libro San Miguel de Allende, monografía artística e histórica -prologado por Manuel Toussaint- fue el primero de una prolífera producción en la que convergen la pasión por el arte con la reflexión y la conciencia histórica. Entre ellos destacan San Luis Potosí, El Palacio de la Inquisición, La Ciudad de México en el siglo XVII, Sor Juana y Don Carlos, Cartas Barrocas, El guadalupanismo mexicano, entre muchos otros. Gran parte de su producción académica se volcó en el interés sobre el polifacético mundo novohispano y sus expresiones artísticas. Hoy en día sus textos son clásicos para la comprensión del arte mexicano y la cultura del virreinato en general, entre sus numerosos artículos publicados enEstudios de Historia Novohispanos y muchas publicaciones más se aprecia una ardua labor de precisa y reflexiva investigación de más de 35 años.

Lugar destacado merecen sus estudios biográficos sobre pintores novohispanos como el que realizó alrededor de la figura de Cristóbal de Villalpando construyendo la hipótesis en la que “...el arte mexicano es la expresión de la historia de México”.

Francisco de la Maza y de la Cuadra escribió para la Revista Crédito de la Escuela Bancaria y Comercial. Su artículo La pintura barroca colonialfechado en septiembre de 1943, se encuentra en el número 2 del volumen 3 de dicha publicación.