El logotipo histórico de la EBC

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
Logotipo original de la EBC | Creado por Manuel Toussaint en 1932 | AHEBC | Acervo documental | 1932
Encabezado y hojas membretadas EBC en los años 30 | AHEBC | Acervo documental
Logotipo EBC utilizado entre 1940 y 1960 | AHEBC | Acervo documental
Logotipo EBC utilizado entre 1961 y 1965 aprox.  | AHEBC | Acervo documental
Logotipo EBC utilizado entre 1965 y 1990 aprox.  | AHEBC | Acervo documental
Logotipo EBC utilizado en los 90.  | AHEBC | Acervo documental
Logotipo EBC actual | AHEBC | Acervo documental
Logotipo Histórico EBC | AHEBC | Acervo documental

La construcción de la identidad de un grupo social conjuga distintos elementos que distinguen a una comunidad de otras, la dotan de sentido y la hacen única. Es a partir de estos rasgos que se contribuye a crear el discurso compartido en la memoria colectiva de sus integrantes, que se convierte en una fuente de significado y valor a partir de las experiencias individuales.

Desde 1929 la EBC ha consolidado su identidad junto con las experiencias de miles de egresados, profesores, administrativos y amigos que han caminado por sus aulas y han construido su historia junto con la de la Institución cristalizando objetivos que priorizan la educación y la creación de un país mejor a partir del ejercicio de profesionales especializados, conscientes de las necesidades de su época.

Entre los símbolos que forman parte de la identidad de una comunidad destacan sus logotipos, que constituyen la imagen que la identifica y la representa. Si bien éstos pueden modificarse respondiendo a la evolución natural que acontece con el paso del tiempo y con los cambios tanto internos como externos que acaecen en el seno de la propia comunidad, la esencia contenida en ellos acompaña a sus integrantes y los define. Los logos, como también se los conoce, se constituyen como símbolos de un importante conjunto de valores y atributos que las instituciones comunican, formando parte de la identidad de sus integrantes.

El primer logotipo de la EBC nace en 1932, cuando ésta se separa del Banco de México e inicia su recorrido de manera independiente. Es fundamental recordar que el origen de la Escuela está profundamente vinculado a la coyuntura en la que nace el México moderno (tras la revolución), momento en que el ambiente se impregnaba de la necesidad de reconstruir al país y de numerosos proyectos que preconizaban la institucionalización en aras del bienestar común; la educación jugaba un papel vital en este sentido, ya que a través de ella se lograría crear un nueva nación y se transformaría la sociedad. De igual forma, el ordenamiento de la banca y la reforma hacendaria ocupaban un lugar primordial para lograr los objetivos revolucionarios.

Muchos de los símbolos y elementos creados en estos años, hoy día, dotan de identidad cultural al país y le confieren una imagen frente al mundo. Claros ejemplos de ello son las obras de muralistas como Diego Rivera y Rufino Tamayo, o las de compositores como Pablo Moncayo y Silvestre Revueltas. Por otra parte, desde la historia de la vida cotidiana, se puede rastrear la creación de símbolos encaminados a generar y consolidar la identidad de diversas instituciones educativas y culturales, así como de empresas y firmas de cualquier rubro.

El logotipo inaugural de la EBC fue creado por Manuel Toussaint y Ritter, destacado historiador del arte mexicano. La imagen representaba la reconstrucción económica del país a través de los siguientes elementos (divididos en dos cuerpos): 1) una bóveda bancaria, la columna de la independencia y 2) un joven estudiando como metáfora de la dimensión transformadora de educación. Este logo contiene los objetivos que inspiraron la creación y la consolidación de la escuela: 1) la enseñanza y el estudio para lograr en la práctica coadyuvar a gestar un México consistente; 2) la cultura y el conocimiento al servicio de la reconstrucción de la economía nacional. Con este gráfico, no sólo se gestaba su identidad, sino que se intentaba colmar semánticamente un sueño que, con el correr de los años, se dotaría de sentido y contenido.

Posteriormente, en los años 40, el logotipo fue escindido. El segundo círculo, el del estudiante, se adoptó como símbolo de la institución y acompañó a numerosas generaciones desde entonces. La adaptación respondía al gusto y al estilo de la época, al tiempo que recordaba a los fundadores y su mensaje. Innúmeros egresados se identificaron con él y hasta la fecha se reconocen como parte de su alma mater al verlo. Esta imagen contiene la historia de la comunidad EBC y de sus integrantes: profesores, estudiantes, administrativos…

Con el transcurso de los años, respondiendo a las necesidades del momento, a los cambios en la moda y a la evolución de las imágenes, el logotipo fue modificándose hasta el escudo que hoy ostenta la EBC como resultado de un largo periodo en el que la misión educativa se ha consolidado. Sin embargo, el símbolo creado por don Manuel Toussaint contiene el valor histórico de nuestra institución. En sus numerosas lecturas está contenido el proyecto de un futuro que refleja el horizonte cultural de su época; en la actualidad se revela como un testigo de la solidez y el prestigio de más de 89 años de experiencia, siendo la evidencia material y simbólica de una tradición que comenzó en 1929.