El Internado de la EBC

Por Angela Regina Núñez Alonso
Vista aérea del Fraccionamiento Heights | skyscrapercity.com
Internado de la Escuela Bancaria y Comercial | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1938
Portada de la elegante casa que albergó el internado de la EBC hasta 1945 | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1938
Espacios de estudio y convivencia | Internado de la EBC | AHEBC | Acervo hemerográfico | 1938

1938 - 1945

El 1 de julio de 1938 fue inaugurado en Av. Paseo de la Reforma 560 Col. Lomas de Chapultepec esquina con Explanada, delegación Miguel Hidalgo el Internado para varones de la Escuela Bancaria y Comercial. [1]

La casa que albergó el internado de la institución era un lujoso inmueble de estilo neocolonial, caracterizado por poseer en su apariencia externa molduras decorativas, techos de teja de cuatro aguas, balcones, arcadas, patios y jardines. Destaca la entrada principal del Internado con una puerta de rejas de hierro forjado entre un vano con forma de arco mixtilíneo decorado con una vasta ornamentación vegetal que remata con una concha, y a los lados dos conjuntos de columnas salomónicas  adosadas con capiteles corintios: “El estilo neocolonial se caracteriza, en mayor o menor medida, como una figura identitaria espacial única (una sola representación del hispanismo mexicano), una forma ornamental de formas novohispanas (barrocas y misionales), una representación de los valores criollos o una arquitectura ecléctica historicista ligada con la política educativa vasconcelista y con el discurso cultural del Ateneo mexicano. Formas arquitectónicas, se describe con recurrencia, cargadas de nostalgia por el pasado colonial.”[2]

La construcción estaba conformada por varios niveles, en los que se interconectaban los diferentes espacios para el desarrollo de las diversas actividades que realizaban los alumnos de la EBC.

Las habitaciones junto con el mobiliario hacían del Internado un espacio adecuado en su funcionamiento y habitable. A partir de documentos hemerográficos de 1938 conocemos más información sobre los servicios que ofrecía el internado y que iban en perfecta consonancia con el estilo de la colonia, el edificio y el objetivo de ofrecer educación de primer nivel. Por ejemplo, el equipo con el que contaba la EBC estaba conformado por estufas “AGA”, purificador de agua “Apsa”, refrigeración y lavandería “General Electric”, radio “Blaupumkt”, camas “El Centenario”, colchones “Suárez Orozco y Cía. Sucrs, S.A.”, vajillas “Niño Perdido”, muebles de acero “D-M Nacional” y “Rogil”, aspiradoras y enceradoras “Electrolux”, prestigiadas firmas producto del progreso internacional de la primera mitad del siglo XX.

Los espacios del inmueble fueron adaptados y destinados a la educación, el alojamiento, así como para actividades deportivas y recreativas. El internado contaba con los salones de escritura, de música y la biblioteca que poseía una chimenea adornada con molduras neobarrocas, el gimnasio, una cancha de frontón, el comedor, la peluquería y los dormitorios con baño anexo.

Entre los factores que asociados a la calidad del servicio, se garantizaba el suministro de agua caliente, los purificadores de agua, aparatos de calefacción, clima artificial y los sistemas de iluminación eléctrica, preciados elementos que a finales de los 30 consistían en una importante diferencia.

El Internado era un espacio moderno que contaba con las condiciones necesarias para obtener los niveles deseados de comodidad e higiene:

“Además de los servicios mencionados, la Administración del Internado proporciona a sus alumnos el servicio de lavandería en su ropa personal, sin limitación alguna, y servicio quincenal de peluquería”.[4]

Junto con un servicio de atención médica, estrictos horarios y supervisión constante, los internos, algunos provenientes del interior de la República y otros del extranjero, repartían su tiempo entre actividades recreativas, lúdicas y de estudio en esta hermosa casa y entre las clases que incluían los programas que la EBC ofrecía en su campus Reforma, al que eran transladados en transporte propio.

El Internado de la EBC fue dirigido por Ángel Alvarado y sus funciones abarcaron de 1938 a 1945, fecha en que todos los programas (Cursos por correspondencia, diurnos, nocturnos y para empleados) se concentraron en el plantel de Reforma 202.

____________________

  1. "La Educación Comercial en México" en: Revista Banca y Comercio, 1, julio 1938, p. 10.
  2. “El estilo neocolonial se desarrolló desde la década de los veinte, en realidad entre 1914 y 1934, en relación a la vigencia de una serie de imaginarios culturales e ideológicos mexicanos de corte hispánico que se articularon en un proyecto muy concreto de nación” Lozoya, “Invención…”, p. 16.
  3. AHEBC, Folleto del Internado de la Escuela Bancaria y Comercial, 1938, p. 12.