El 22. Periódico de los estudiantes de la EBC en la década de 1950

Veraz y oportuno. Satírico y ameno. Así se autodefinía El 22, periódico de los alumnos que estudiaron contabilidad con la generación 1956 a 1960 de la EBC. Salía cuando podía y se repartía de mano en mano a todos los estudiantes del grupo 22. El primer número se estrenó en agosto de 1958 y estaba compuesto de 4 páginas mecanoescritas.

El 22 circulaba en fotocopias en un formato tamaño carta donde las letras se apretaban hasta colmar la página sin permitir desperdicio de espacio alguno. Su objetivo, como consta en su primer texto editorial, era estrechar lazos entre los estudiantes del grupo y comunicar noticias interesantes para esta pequeña y fraterna comunidad.

A manera de bienvenida, y para dar a conocer a todos los integrantes del salón 22-D, los editores incluyeron un crucigrama en el que combinaban datos sobre sus compañeros y los profesores de la EBC, apodos y referencias de cultura general. Juegos de palabras con términos contables y financieros que hacían gala de ingenio y de buen humor poblaron cada uno de los números de El 22, caricaturas sobre maestros y situaciones graciosas e, incluso, la reseña de algunos libros como La Divina Comedia de Dante y Apuntes de un lugareño de José Rubén Romero complementaban la publicación.

Cada número variaba su extensión de páginas y en los primeros meses de 1959 el periódico cambió su nombre por el de El ex 22, ya que con el cambio de año escolar el grupo se movió a otro salón. En los números siguientes se incluyó alguna que otra queja y también el resultado de la solución propuesta, así como la reseña de alguna película y la sección “A través de mi periscopio” que contenía anécdotas de estudiantes y una mirada al entorno de Reforma 202 en el que los estudiantes convivían en aquella época.

Otra sección recurrente fue la firmada por Gabriel Heffes en la que con gran agudeza e ironía se reinterpretaban las Leyes y los Códigos fiscales vigentes. Como servicio a sus compañeros, en el cuarto número de El 22 se incluyó un pequeño directorio con los nombres, teléfono y dirección de los alumnos integrantes de la generación 1960 que estudiaban en el Salón 13.

El 5 de abril de 2017 el Contador Alfonso Galán, integrante de la generación 1956-1960 y Amigo del Museo, nos donó los cuatro ejemplares de El 22 (y El Ex 22) que fueron publicados, mismos que pueden ser consultados en el Archivo Histórico de nuestra Institución y que al día de hoy constituyen una interesante fuente documental para conocer la historia de la vida cotidiana de los estudiantes de la EBC.

Derivada de amor

Si encontraras la constante de mi alma

y calcularas el teorema de mi amor,

el máximo cariño que me embriaga

es mínimo comparado con el sol.

La derivada de mi vida es tu cariño

que se encuentra en función con n/amor,

la ecuación que resulta de mi vida

es un círculo inscrito con pasión.