Efraín Sámano Díaz

Por Angela Regina Núñez Alonso

Contador Público

Generación 1957 – 1962

Efraín Sámano Díaz es egresado de la carrera de Contaduría Pública generación 1957 – 1962 y en una entrevista que nos regaló hace unos días nos platicó cómo fue que decidió estudiar en la EBC, gracias a la recomendación que en aquel entonces le hizo su cuñado Jorge Carranza.

Tenía 16 años cuando se inscribió a la Escuela que se encontraba en Reforma 202. En ese entonces la EBC ofrecía estudiar en los primeros años el ciclo vocacional y después continuar con los estudios profesionales. Efraín ingresó como auxiliar de auditor en el despacho de Ruíz Luis de Velasco, teniendo como jefe a su maestro de contabilidad superior, el Lic. José Jiménez Olea, cuando comenzó el tercer año de la carrera, y recordó que su primer sueldo fue de 500 pesos mensuales, lo que le brindó la oportunidad de pagar la colegiatura que era de 170 pesos.

De sus años de estudiante nos dijo que la disciplina en la EBC era muy estricta y que cada mes les enviaban a sus padres reportes de asistencia y aprovechamiento. De entre sus compañeros de generación mencionó a Carmen Meza, Yolanda Rubio, Carmen Rubio, Teresa Pastrana, Yolanda García, Rebeca Freisher, Rosa María Delfín, Blanca Curzio, Yolanda García Romero, Liduvina Díaz, Hermelinda Soberanes, Refugio, Tere Echenique. Sabido, Martha Huerta, Alicia Burgos, Guadalupe Salazar, Martha López, María Eugenia Medrano, Carlos Noste, Luz Ma. Silva, María de los Ángeles Luna, Maximino García, Cervantes, Mario Cárcamo, Julio Sordo, Juan Ramírez, Salvador Narcio y Beatriz Kushida, con quienes se sigue reuniendo hasta el día de hoy.

Al concluir la carrera, Efraín Sámano, realizó su examen profesional defendiendo la tesis “Los presupuestos, base de la planeación” y tuvo como sinodal al profesor Ángel Dávila.

También nos compartió que su cena baile fue en el Hotel María Isabel y su padrino de generación fue el maestro José Jiménez Olea.

Gracias a la preparación que adquirió en La Bancaria a partir de 1961 trabajó como contador del laboratorio Filmo y un año después colaboró como auxiliar de auditor en el despacho de Pricewaterhouse. Después ocupó el cargo de contador de Columbia Carbon Company donde colaboró por diez años; en aquella época comenzaba la mecanización de la contabilidad con las máquinas Burroughs y años después tuvo la iniciativa de introducir computadoras que utilizaban tarjetas perforadas, que hicieron más eficientes las labores administrativas de la empresa, sin embargo, con la disminución de precios del silicato de sodio, la empresa cerró.

En 1971 Efraín comenzó a trabajar como Auditor Corporativo de los Hoteles Camino Real y de 1978 a 1982 fue Auditor Corporativo de los Hoteles Presidente.

En 1982 incursionó de manera independiente en el medio restaurantero, administrando un restaurante de comida italiana en la Ciudad de México hasta 1992. Y de 1993 a 1998 fue profesor de las materias de Administración y Alta Administración de empresas en la E.S.C.A Tepepan.

Nos compartió que en La Bancaria tuvo la fortuna de conocer a su esposa María de los Ángeles Luna y, para finalizar, nos dijo que los lazos de amistad con sus compañeros de generación continúan y que sigue coordinando las reuniones de su generación que incluso se han extendido a paseos por diversos estados de la República Mexicana como Mérida, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Guanajuato, San Miguel Allende y Puebla.