Eduardo Miles Knight

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
C.P. Eduardo Miles Knight | Amigo del Museo | AHEBC | Acervo fotográfico | 2009
Eduardo Miles Knight y compañeros de generación | Donada por C.P. Eduardo Miles Knight |  AHEBC | Acervo fotográfico | 1958
Fotografía de generación 4º año de C.P. | Donada por C.P. Eduardo Miles Knight | AHEBC | Acervo fotográfico
Boleta de calificaciones | Donada por C.P. Eduardo Miles Knight | AHEBC | Acervo documental | 1955
Eduardo Cruces y compañeros de generación | Donada por C.P. Eduardo Miles Knight | AHEBC | Acervo fotográfico

Contador Público

Generación 1955-1959

El sábado 15 de agosto, la generación 1955 – 1959 celebró su 50 Aniversario en las instalaciones de su alma mater, entre agradables remembranzas y nuevas historias que disfrutar.

Perteneciente a esta generación el C.P. Eduardo Miles Knight, amablemente compartió con integrantes de la Coordinación de Exalumnos y el Museo EBC, algunas de sus anécdotas y recuerdos de sus años como estudiante en la EBC.

Eduardo Miles nació en Argentina, donde su padre trabajaba en la dirección del sector ferrocarrilero hasta que la familia se trasladó a la Ciudad de México.

A los 14 años Eduardo comenzó su carrera en la EBC. Su padre había estudiado contabilidad a través del sistema de correspondencia en La Salle Extension University de Chicago y decidió que su hijo también sería contador.

Para ingresar a la EBC, tuvo que revalidar diferentes materias que formaban parte de la curricula de estudios básicos en México frente a diferentes instancias educativas y diplomáticas. Al respecto, nos comentó que el Lic. Ignacio Carrillo Zalce, se portó muy bien puesto que extendió el plazo límite de incorporación hasta que el trámite estuvo concluido, hecho que le permitió llevar todas las materias sin ningún contratiempo.

Comenzó, como la mayoría de los alumnos, en el salón 20, que, en aquel inicio de clases fue exclusivo de varones y que estaba repleto de asientos.

De entre los profesores que recordó le dieron clase, están Octavio Casas quien fue Director de PriceWatterhouse; el maestro Gómez Roa, quien impartía Archivonomía; y a José Bravo, quien era muy exigente. A Raúl Niño Álvarez y su peculiar forma de impartir la clase de Prácticas comerciales; y al profesor García Malo en Geometría analítica y Cálculo diferencial.

También mencionó a Alejandro Prieto, quien le dio clases en primer año y de quien recuerda nunca faltaba, lograba hacer la contabilidad digerible y les inculcó el interés por ella; y finalmente a Gustavo Mondragón que con el correr de los años ocupó importantes cargos en NAFINSA y en CFE.

Como un detalle curioso, nos compartió que la cátedra de Derecho mercantil fue cubierta en algunas ocasiones por Miguel de la Madrid Hurtado, quien muchos años después sería Presidente de la República.

Sobre los lugares a los que él y sus compañeros acudían en su tiempo libre, mencionó el restaurante Gran tasca, que se ubicaba en la Calle de Morelos cerca de la EBC. De igual forma, remembró los bailes que cada sábado tenían lugar en el Salón Riviera, sobre División del Norte, donde iban a socializar y a bailar.

Cada fin de año, a partir del tercer año, sus compañeros organizaban una cena baile, a la cual invitaban a don Alejandro y a otros profesores.

Cuando preguntamos sobre Agustín Loera y Chávez, quien fue director general hasta 1961, nos respondió que para los años en que estudió en la EBC, no hubo muchas oportunidades de convivir con él, y que quién llevaba muchas de las diferentes responsabilidades de la escuela era el Lic. Ignacio Carrillo Zalce.

Eduardo Miles se recibió en febrero de 1962, cuando apenas contaba con 22 años. El tema de su tesis fue Auditoría interna en las empresas ía interna en las empresas, que fue dirigida por Santiago de la Torre y defendida ante un jurado de cinco sinodales y un representante del Instituto Politécnico Nacional, que fue presidido por el profesor Rosendo Millán.

En el ámbito laboral, en 1958, aún estando en clases, se incorporó al despacho de Alfredo Chavero, también fundador de la EBC, al que poco a poco se fueron integrando otros exalumnos como Javier Labrador y Benito Yamasaki.

En 1971, Eduardo fue contralor de Aceros CAMESA y años después incursionó en el sector de bienes raíces en FRISA, posteriormente, trabajó como consultor independiente y, de 1976 a 1983 fue Director de la División Vivienda en Valores Industriales (VISA), Monterrey.

El contador Miles es uno de los fundadores y socio de Grupo ARVA, empresa tapatía dedicada a los perfiles de acero; junto con esta actividad proporciona asesoría sobre comercialización a diversas empresas extranjeras.

Es integrante del IMEF desde 1970, fue presidente del Grupo Ciudad de México en 1974 y presidente Nacional en 1982 cuando la economía nacional transitó por un momento muy crítico. Eduardo Miles ha participado también en el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP); y de 1970 a 1980, impartió la cátedra de Finanzas en la Universidad Iberoamericana.

Eduardo Miles se ha caracterizado por ser un hombre integral, exitoso en su profesión y con una gran pasión por el deporte y la naturaleza. Participó en las Olimpiadas de 1968 junto con el equipo de hockey sobre pasto y está certificado para pilotar Ala Delta.

Desde siempre ha practicado bicicleta de montaña, deporte en el que ha obtenido importantes distinciones en las categorías de Ciclismo de ruta y Montaña, siete medallas de oro en el World Senior Games. Es uno de los fundadores de la Asociación Nacional de Ciclismo de Montaña, creada en 1988 y ha realizado largas travesías en bicicleta como la ruta transcontinental en 2007, saliendo de San Francisco, California y arribando en San Agustín en Florida, junto al océano Atlántico. De igual forma, en 2005 recorrió la costa de Alaska a Seattle y, un año después de Seattle hasta Acapulco en un viaje de tres meses.

Agradecemos al C.P. Miles nos haya regalado un poco de su tiempo, así como la valiosa donación documental, fotográfica y bibliográfica que realizó para el Archivo Histórico de nuestra Institución.