Cursos por Correspondencia

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
Folleto Cursos por Correspondencia | Foto: Luis Ríos Medina | AHEBC | Acervo documental | 1936
Instrucciones Generales. Cursos por correspondencia | AHEBC | Acervo documental | 1934
Carpeta con cuadernillos del Curso de Auditoria | Donado por el C.P. Enrique Montalvo Bravo | AHEBC | Acervo documental | 1944
Portadilla. Curso de Auditoria | Donado por el C.P. Enrique Montalvo Bravo | AHEBC | Acervo Documental | 1944
Carátula. Cursos por Correspondencia | Donado por el C.P. Enrique Montalvo Bravo | AHEBC | Acervo Documental | 1944
Interacción entre alumno y profesor constante | Donado por el C.P. Enrique Montalvo Bravo |  AHEBC | Acervo Documental | 1944
Cuestionario calificado de Contabilidad Comercial  | Donado por el C.P. Enrique Montalvo Bravo  | AHEBC | Acervo Documental | 1944
Las respuestas de los alumnos debían ser escritas a máquina  | AHEBC | Acervo Documental | 1944
Los Cursos por Correspondencia de la EBC llegaron a todo México y a América Latina | Donado por el C.P. Enrique Montalvo Bravo  | AHEBC | Acervo Documental | 1944
Materias componentes de los Cursos por Correspondencia de la EBC  | AHEBC | Acervo Documental | 1944

 (1944)

La Escuela Bancaria creada dentro del Banco de México en 1929 fue una institución que innovó en el sector educativo en muchos sentidos, no sólo porque proporcionó la capacitación necesaria a los empleados y funcionarios para manejar una banca central, totalmente nueva en nuestro país, sino porque fue pionera en la educación a distancia, lo que la llevó a la creación de libros originales especializados, a desarrollar métodos de enseñanza y le permitió llegar a toda la República y a diferentes países de América Latina.

En el Informe Anual de 1931 del Banco de México se reportan algunos de los logros que la Escuela Bancaria, a cargo de Don Agustín Loera y Chávez tuvo en ese año, en ellos consta que:

Nuestra Escuela Bancaria entró en su tercer año de vida con actividad creciente, abriendo según costumbres sus Cursos Orales e inaugurando, el día 2 de marzo de 1931, la primera Escuela Nacional por Correspondencia, para derramar por este medio sus Cursos Bancarios sobre las veintiséis sucursales de esta Institución. Esta nueva Escuela ameritó laboriosa organización administrativa y fundamentalmente técnica para adaptarla al medio mexicano. […]

De toda la República y de extranjero se recibieron solicitudes para tomar los cursos por Correspondencia de nuestra nueva Escuela, y previo acuerdo del Consejo de Administración, el Director General del Banco abrió al público, desde 1932, los Cursos Orales y también la Escuela Bancaria por Correspondencia.

A mediados de los años cuarenta los Cursos por Correspondencia permitían a muchas personas acceder a una carrera profesional.

La pieza del mes está compuesta por varios cuadernillos y los exámenes correspondientes donados al Museo EBC por el Contador Enrique Montalvo Bravo. Las lecciones se encuentran concentradas en una elegante carpeta de piel que muestra el primer logo creado por Manuel Toussaint.

Elemento fundamental es el folleto que incluye las indicaciones e instrucciones necesarias para seguir los Cursos por Correspondencia; en él se informa a los alumnos sobre cómo deben ser contestados los cuestionarios, notas de duda y consultas, la forma en que deben realizarse los envíos a la Escuela, reposición de lecciones, reclamaciones por extravíos en el Correo y cambios de domicilio.

Don Enrique Montalvo compartió con el Museo EBC muchos de los cuestionarios que conservó desde 1944. En ellos se aprecian las calificaciones obtenidas, los sellos con los que la Escuela controlaba la recepción de los mismos y el correspondiente al Departamento Técnico, que despachaba la calificación final; de igual forma, en muchos de estos documentos se puede observar la dedicación de los profesores que trabajaban en este departamento, ya que hay correcciones exhaustivas y notas alrededor de las respuestas.