Corazón Geográfico

Juan Carlos López Gaviño y Karla Paola Castillo Patista

Cuarta Parte: Trascendencia leonesa en la EBC

Para quien tenga el gusto de conocer la ciudad de León de los Aldama en el estado de Guanajuato, conocerá el deleite que otorga a los sentidos la mezcla urbana de colonialismo y modernidad que se refleja en sus calles, su gente y sus tradiciones. Los habitantes de León son personas amables y hospitalarias que arraigan el sentido de su gentilicio con gran honor y respeto a su origen. El santo patrono de la ciudad es San Sebastián mártir, cuyo festejo se celebra el 20 de enero, el mismo día que se conmemora la fundación de la ciudad. León es uno de los 46 municipios del estado de Guanajuato, se localiza muy cerca del límite con Jalisco y pertenece a una región de clima templado mayormente cálido, muy característico de la zona. Sus más de un millón y medio de habitantes se reparten en una zona metropolitana que comparten con el municipio de Silao.

Más de cuatro siglos de historia pertenecen a la ciudad como acervo cultural, respaldando así su gran importancia entre las ciudades del Bajío mexicano. La ciudad es conocida a nivel nacional como un gran centro productivo del cuero y del calzado y, últimamente, por el Festival Internacional del Globo, realizado en el mes de noviembre y considerado el más importante en su clase de toda América Latina. La feria estatal de León es también un evento muy importante que se realiza en el lugar entre los meses de enero y febrero de cada año, recibe en promedio cinco millones de visitantes y concentra grandes muestras culturales, ganaderas y artísticas por lo que es reconocida como una de las más importantes del país.

Dentro del trascendente centro del Bajío se esconde un mundo de cultura, turismo, esparcimiento y desarrollo, el lugar fue elegido recientemente por la Escuela Bancaria y Comercial para poner a latir un nuevo corazón geográfico. Los jóvenes leoneses han recibido a nuestro recinto educativo con la mente abierta a nuevos conocimientos y dispuestos a formar parte del avance de los negocios en la zona. Con todo lo anterior resta conocer un poco de la historia de la ciudad y la colonia en donde está ubicado el Campus para dilucidar un grandioso espacio con cultura e identidad propias.

La EBC tiene el placer de ofrecer su proyecto educativo dando vida al Campus León ubicado en la nueva y moderna zona campestre, exactamente en la colonia Villas del Juncal. Cabe mencionar que dicha colonia se encuentra en lo que hace aproximadamente 500 años se conocía como los terrenos de San Nicolás y Cerro Gordo.

La historia de la colonia, así como de la ciudad, se remontan a la época colonial mexicana. Cerro Gordo fue mercedada por la Real Audiencia de la Nueva España, el 13 de agosto de 1564 a Pedro Gómez, por sus méritos en la guerra contra los chichimecas. Para mediados del siglo XVII, el sitio pasó a manos del capitán Francisco Bernal Lobo, labrador en la villa de León, quien también compró la hacienda San Nicolás. Tras la muerte del capitán Bernal se le otorga poder al alférez Santiago Arcocha, su yerno, para que continúe administrando ambas haciendas. En León la familia Herrera Arcocha simbolizó un ejemplo poco común de estabilidad, ya que durante toda la época de la colonia la ciudad y sus pobladores sufrieron de inundaciones y epidemias.

Durante el siglo XVII el límite hacia el este de la Alcaldía Mayor de León era el límite del Reino de la Nueva España con el de la Nueva Galicia (hoy Jalisco), y el conflicto entre ambas entidades políticas se agudizó con la fundación del pueblo de San Francisco del Rincón en 1607, enfrentándose, por ello, las Alcaldías Mayores de León y Lagos, sobre todo en 1626, en que le fue reconocida por la corona a la primera su jurisdicción sobre San Francisco. Durante el mismo siglo, las Minas de Comanja se administraban desde León. Al constituirse, en 1787, la Intendencia de Guanajuato, fue creada una subdelegación que administraba en León el territorio de lo que había sido una Alcaldía Mayor.

Retomando, la historia de los hacendados toma mayor partido en el territorio cuando en 1711 Sebastián Herrera Arcocha, un inmigrante de las montañas de Santander, en España, compró las tierras de temporal de Cerro Gordo y San Nicolás. La hacienda de Cerro Gordo se componía de un sitio de ganado mayor, tres caballerías y media tierra, bajo los siguientes linderos: por el norte, tierras de la hacienda La Asunción; oriente, puesto de El Laurel, Las Lagunillas y La Hoya; y al sur, La Cañada. Unos años después Don Sebastián pasó la hacienda a su hijo José Santiago de Herrera Arcocha, quien a su vez concedió el poder a su hijo José Francisco, alférez[1] de caballería del regimiento provincial del príncipe de una de las compañías de la villa.

José Francisco logró construir cinco presas pequeñas que servían para regar más de 260 acres, de cultivos de trigo, así como un molino de harina. Con tales medidas la empresa prosperó y escapó de los estragos de las guerras civiles posteriores a 1810 debido de la proximidad de Cerro Gordo con la villa. La propiedad de Cerro Gordo por la familia, que había durado siglo y medio, fue interrumpido por los hijos de Felipe Arcocha quienes en 1863 vendieron la hacienda en 63,000 pesos. El 30 de diciembre de ese año, las Autoridades entregaron formalmente a los señores Aranda la hacienda de Cerro Gordo y las fincas anexas.

La historia de León después de la independencia comienza cuando en el año de 1827, la antigua Alcaldía Mayor de León se convierte en uno de los cuatro departamentos del naciente Estado de Guanajuato, conservando así su jurisdicción colonial. El 2 de junio de 1830 se eleva el rango del lugar de Villa a Ciudad; es a partir de este momento que recibe la denominación de León de los Aldamas en honor a los hermanos Ignacio y Juan Aldama. En este mismo año, el ayuntamiento instaló la Escuela Principal de Niños, hecho que se mantiene como uno de los antecedentes de la educación pública en el país.

En la carta catastral del distrito de León, por el Ing. Edmundo Leal, en 1920 Cerro Gordo tenía una superficie de 1’602.47 hectáreas de extensión y pertenecía a los herederos de E.T. Aranda. En 1949 el Sr. Alejandro Arena García adquirió un casco de 500 hectáreas, y fue a partir de 1952 su hijo Jorge inició los trabajos de reconstrucción para habilitarla con uso habitacional. Años después, la zona norponiente de León fue urbanizándose y la familia Arena Torres Landa donó terrenos a instituciones educativas, pero fue el centro comercial ‘Plaza Mayor’ el que consolidó esa zona de la ciudad como la más apetecible desde el punto de vista de la plusvalía comercial.

Hoy en día la colonia ha tenido un desarrollo excepcional y el Campus EBC llegó a darle una nueva imagen y un aire de crecimiento y productividad. El Campus León, dirigido por Xany Macías, es un centro de modernidad; al observar desde fuera su fachada comienza la aventura de sensaciones y curiosidad por saber de qué se trata tanta estética y armonía, al entrar a sus instalaciones y descubrir que en cada rincón hay algo novedoso y creativo te llena de felicidad saber que estás en tu segundo hogar, en una EBC que se hace tuya con tan sólo mirarla. La recepción, los salones, las escaleras, la biblioteca, los auditorios, todo tiene un estilo propio que enlaza con lo circundante para formar un todo que motiva a trascender; la cotidianeidad del Campus está llena de dinamismo e ideas, los maestros, alumnos y administrativos procuramos siempre tener un ambiente de sonrisas y aprendizaje abierto. El Campus ha llegado a parecerse mucho a la Ciudad, y así tenía que ser.

De igual manera la Ciudad crece y se producen cambios sociales y económicos pero la cultura se mantiene y se enriquece con cada nueva generación. En fechas recientes la ciudad ha sido reconocida por su crecimiento y estrategias de desarrollo, el transporte público es conocido por su calidad, así como la adaptación de las vialidades para la creación de ciclovías. Actualmente el Distrito de Negocios es una punta de lanza desde el aspecto económico, alberga corporativos, bancos y empresas; esto es a partir de que la zona metropolitana es sede del Puerto Interior Guanajuato, plataforma de exportación mundial que con base en la estrategia de comercio ha generado un gigantesco avance para el desarrollo.

Hasta aquí hemos sido muy formales en la descripción de la gran representatividad que tiene León como punto focal del Bajío mexicano, pero no se nos ha olvidado contar, como última parte, una característica excepcional de la autenticidad e identidad leonesa: el fútbol. El equipo del Bajío que arrastra pasión y aficionados es por excelencia el Club León, el cual cumplirá en el 2014 nada menos y nada más que setenta años de haber sido fundado; como dato curioso, muchos especialistas del deporte reconocen que el equipo conserva a la afición más fiel de todo el país. El estadio León fue construido para el mundial México ‘70 y tiene capacidad para más de treinta mil espectadores. El fútbol no es el único deporte que se practica y genera afición en León, sin embargo la diversidad de los mismos genera que todos puedan terminar convergiendo en las grandes fiestas que son los partidos del Club León.

Tan trascendente como diverso, tan interesante como tradicional, tan estético como moderno. León, su Ciudad y su Campus EBC se enlazaron en la historia y en el conocimiento como hecho comprobable y firme, basta constatar cada fracción que se debe integrar para poder decir que se conoce el lugar. No ha sido fácil sintetizar la riqueza de todo lo que hay en León pero es sencillo darse cuenta que el espíritu trascendental de la Ciudad ha encarnado un grandioso corazón geográfico de la EBC.

_______________

[1] Oficial de menor graduación, inmediatamente inferior al teniente. Diccionario de la Real Academia Española (2013)

Fuentes consultadas:

     GARCÍA GÓMEZ, Miguel Ángel; (2000), Transformaciones Urbanas de León, Siglo XX. Programa Interinstitucional de Doctorado en Arquitectura, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; México.

     GARZA L., Ricardo; (2010), León de los Aldama, Historia de la Ciudad. Disponible en http://www.leon-gto.com.mx/la-ciudad-leon/historia-ciudad/. Asesores del Bajío 2005-2010; León, Guanajuato, México.

     PÉREZ HERRERA, Rodolfo; (2010), Haciendas de León entre la realidad y la leyenda. Impreso en León, Gto. Septiembre 2010. Investigación auspiciada por Archivo Municipal de León Guanajuato.