Corazón Geográfico

Por Juan Carlos López Gaviño

Segunda Parte: Identidades Mexiquenses de la EBC

El ser humano a través de su historia ha defendido su territorio como siguiendo una ley natural intrínseca, pero ha ido más allá, lo ha identificado de tal forma que se ha fusionado con el relieve, a través de su cultura, hasta intentar ser parte de su orografía, transformándola y llenando cada nuevo espacio en centros de energía vital para su vida cotidiana. La geografía forma parte del hombre tanto como el hombre forma parte de la geografía; un hecho que suena redundante y además lo es, lo anterior nos permite, incluso, alterar unos cuantos refranes populares y decir que: ‘el origen nunca se abandona ni se olvida’, ‘la tierra siempre llama’ o ‘la identidad es de quien la trabaja’.

La identidad mexiquense es una característica fundamental de su gente, la riqueza cultural del Estado de México permite a sus habitantes reconocerse desde sus hábitos hasta sus tradiciones. Además de ser la entidad más poblada del país; el Estado que “abraza” a la capital se convierte en el complemento perfecto para su desarrollo e inclusión económica. La sociedad mexiquense, aquella que vive desde el Nevado hasta el Iztaccíhuatl, desde Tejupilco hasta Amecameca, guía las miradas hacia cada pueblo, cada municipio y cada barrio tornasol, por su brillo y opacidad, son excesiva justificación para su patriotismo y mexicanidad.

Aquél matiz tornasol fue incluido en las edificaciones del Campus Tlalnepantla y del Campus Toluca de dos maneras distintas: en primer lugar son edificios inteligentes que juegan con los matices lumínicos en su interior para aprovechar al máximo la energía, con algunos detalles sobrios y otros innovadores, como escaleras, techos y aulas ultra modernas; por otro lado, ambos son grandes espacios de desarrollo académico que encandecen mentes de ciudadanos enteramente dignos de forjar su propia solidez, destreza e integridad con cada nuevo libro, materia o ensayo. Así se podría describir [muy] sencillamente la nueva personalidad institucional que ostenta la Escuela Bancaria y Comercial en el Estado de México.

Campus Tlalnepantla aparece en el horizonte del Anillo Periférico cuando conduces por Avenida Mario Colín hacia Atizapán. Comenzó a construirse a mediados del año 2004 dando por iniciado su primer curso escolar en agosto del 2005; sin embargo, fue oficialmente inaugurado hasta septiembre del mismo año cuando se dieron cita las autoridades superiores de Educación del Estado, así como de la EBC y del municipio de Tlalnepantla. La edificación de cinco pisos incluyó la construcción del Auditorio Miguel Palacios Macedo [nombre de uno de los fundadores de la EBC], una biblioteca, gimnasio y estacionamiento subterráneo.

La historia de este nuevo corazón geográfico es basta y diversa: el nombre de Tlalnepantla es de origen náhuatl y significa “en medio de la tierra”, se presume haber sido fundado por los franciscanos desde su llegada en 1524. Hasta mucho tiempo después, en 1825, el Congreso Constituyente del Estado de México declaró a Tlalnepantla cabecera de distrito. Desde 1861 por una iniciativa del mismo congreso se estableció que todas las cabeceras de distrito llevasen el nombre de un héroe o mártir, el lugar fue nombrado Villa de Tlalnepantla de Galeana y así quedó por un tiempo hasta su incorporación al Distrito Federal decretada por Benito Juárez; no obstante, al volver a formar parte del Estado, este municipio ha cambiado varias veces de ‘apellido’ pues en 1874 fue nombrado Tlalnepantla de Comonfort y fue hasta 1978 que recibió la denominación ‘de Baz’ en honor a Don Gustavo Baz Prada quien fue dos veces gobernador del estado.

A partir de la inauguración del Campus, el Estado de México recibe a la EBC con los brazos abiertos en uno de sus municipios más representativos. El Campus, ubicado exactamente en el número 98 de la Avenida Cerro de las Campanas, alegórico de una fortaleza del conocimiento, fue erigido en el límite del pueblo de San Andrés Atenco, uno de los 19 pueblos históricos del Municipio de Tlalnepantla de Baz y quizá uno de los dos barrios con más historia de todo el municipio. Dicha historia se remonta a la época prehispánica, cuando las primeras tribus Acolhuas, Tepanecas y Otomíes apenas poblaban el Valle de México; el lugar, San Andrés Atenco, está ubicado en las faldas de un cerro que correspondió al señorío otomí de Teocalhueyacan, segundo asentamiento en el territorio del municipio después de Tenayuca. Otro hecho importante que sucedió en este pequeño pero simbólico territorio fue el evento de la famosa Noche Triste. Como dato adicional: desde el año 1700, fue construido el templo de San Andrés Apóstol y sus pobladores aún conservan la tradición de llevar a cabo la Fiesta de Los Naturales en el mes de noviembre, recordando a sus ancestros y repitiendo la costumbre. Actualmente este lugar es famoso por el tianguis de San Andrés, que se coloca los domingos entre la Plaza Atenco y Avenida del Trabajo.

Como nota importante: Si los historiadores tienen razón, ubicando la fundación de este pueblo en año 1220, este sería el corazón geográfico con más historia de todos los Campus de la EBC.

Un dato curioso: Durante la administración de Alfredo del Mazo Vélez, se le concedió al municipio de Tlalnepantla la categoría de ciudad, brindándole así la posibilidad de contar con un escudo de identidad propia.

Y precisamente en el Boulevard Alfredo del Mazo en la Ciudad de Toluca se ubica un Campus de verdadero cambio y simbólico crecimiento. Otro centro de enseñanza en negocios que brindó la oportunidad de tener una preparación profesional en negocios a los jóvenes de la ciudad y que simboliza para la EBC la representación viva de su expansión y perseverancia.

La Ciudad de Toluca fue fundada por los toltecas, su nombre significa ‘donde vive el Dios Tolotzin’, desde 1830 es la capital del Estado y su característica distintiva es la de ser la ciudad de mayor altitud en el país y lleva en su denominación el apellido Lerdo en honor a Don Miguel Lerdo de Tejada. La Zona Metropolitana del Valle de Toluca es la quinta más poblada del país con una población aproximada de 2 millones de habitantes; en los últimos veinte años esta ciudad ha despuntado entre los centros de desarrollo económico del país atrayendo inversión directa, creando empleos y, por si fuera poco, erigiendo un par de columnas de acero y hormigón, como Monumento al Bicentenario de la Independencia, que se han convertido en símbolo de la ciudad.

El Campus Toluca fue inaugurado el 13 de septiembre del 2007, por el entonces Gobernador del Estado, Enrique Peña Nieto; el Campus coadyuvó con la expansión de la infraestructura de educación superior, así como en la mejora en su calidad educativa, que se realizó en el Estado en esos años.

Se encuentra ubicado en la Zona Industrial, a las orillas del municipio de Toluca de Lerdo sobre el Boulevard [ya mencionado], una de las avenidas principales de la ciudad. En su interior se encuentran los Auditorios Alfonso Caso y Eduardo Suárez [ambos nombres de fundadores y primerísimos maestros de la EBC]; los detalles minimalistas lo hacen adaptarse a un ambiente industrial de todo el Campus reflejando un ambiente urbano que al atravesar su entrada sorprende con una distribución estética acorde con las características de la ciudad que la alberga.

El edificio de tres pisos pertenece a la manzana rodeada por la Av. Independencia [que llega hasta el centro de la ciudad], la Calle Prof. González Ortega y la Calle Alfred Nobel en la Zona Industrial ubicada en la Delegación de Santa Ana Tlapaltitlán. Esta delegación, cargada también de historia, se desarrolló como complemento del Barrio de San Juan Bautista, lugar donde se encuentra la Antigua Estación de Ferrocarril, foco de crecimiento de la cuidad desde principios de siglo.

Para finales del siglo XX los ferrocarriles cedieron su importancia a los vehículos de motor, de alguna u otra forma, el tren ha sido relegado a actividades industriales y desapareció el servicio de pasajeros hace años; sin embargo, esta importancia fue bien recibida por la industria automotriz, la que hoy en día representa, en la Zona Industrial, el pico de lanza con la que la inversión directa ha llegado para quedarse. En esta Zona Industrial las calles tienen nombre de las Industrias que llegaron a instalarse [Automotriz, Química y Minera], así como de notables científicos internacionales [Alfred Nobel, Robert Bosch, Robert Fulton, etcétera].

Como otra nota importante: Inversiones de grandes empresas como Chrysler o Nestlé convertirán a sus fábricas de Toluca en representativas por su tamaño y producción.

La EBC ha querido ser partícipe de la identidad mexiquense, al mismo tiempo, se enriquece con su carácter y colabora con añadir un capítulo a su historia albergando dos de sus Campus en este grandioso Estado. Indispensable, más aún, es observar la colaboración que puede llegar a tener sociedad e institución cuando ambas se reconocen mutuamente y trabajan en conjunto para superarse y crecer casi como si fuesen entes individuales que intentan perdurar y trascender. Las y los, ya, egresados de estos Campus conservan en sus recuerdos haber sido un baluarte entre el conocimiento profesional y su institución, además de llevar consigo un estandarte mexiquense hecho en la EBC.

____________

Fuentes consultadas:

• ARTEAGA BOTELLO, Nelson, Los estudios sobre la zona metropolitana del Valle de Toluca. Aproximaciones culturales y centradas en los actoresHermosillo, Sonora, El Colegio de Sonora; Región y Sociedad, 2005, Volumen XVII, No. 33

AYUNTAMIENTO DE TLALNEPANTLA DE BAZ 2009-2012Tlalnepantla de Baz, Estado de México, Perfil Municipal 2010, Presentación, Secretaría de Relaciones Exteriores, 2010

• SANDOVAL MACÍAS, Teresa Cecilia, Ochenta. La Historia de la EBC; México, D.F., Escuela Bancaria y Comercial, McGraw Hill, 2010