Calculadora Cifra 211

Por Verónica Bellini Chavarría

El 24 de septiembre de 2013, el C.P. Miguel Ángel Rodríguez Sandoval, exalumno de la generación de 1963-1968 donó a Museo EBC una calculadora CIFRA 211. Esta calculadora, que ahora forma parte de la colección del Archivo Histórico de la EBC, fue diseñada por el arquitecto argentino Silvio Grichener, arquitecto que también desarrolló, entre 1970 y 1974, el diseño de las series de calculadoras electrónicas CIFRA y MINICIFRA para la empresa FATE División Electrónica, las cuales obtuvieron etiquetas del Buen Diseño del CIDI (Centro de Investigación del Diseño Industrial). [1]

Esta calculadora fue una de las más vanguardistas e innovadoras de la época. En palabras de Giardino Carlos, integrante del staff de FATE División Electrónica durante sus inicios: “[A lo largo de (…) 1971 se gestó el segundo éxito tecnológico aprovechando la experiencia del primer modelo [CIFRA 311]. Así nacieron los dos primeros modelos realmente competitivos que permitieron unir las células y convertirlas en una verdadera red de distribución: CIFRA 211 y 221. Ya no nos trazábamos objetivos de 1000 unidades, sino de 2000 máquinas mensuales. Entre 1972 y 1975 exportamos siguiendo el mismo criterio, máquinas a todo Latinoamérica y dos países de Europa. El crecimiento siguiendo el modelo biológico de expansión celular, nos permitió llegar a convertirnos en el mayor fabricante de calculadoras de América Latina y figurar en el ranking mundial entre los diez primeros fabricantes de calculadoras.” [2]

Una prueba de ello es este cartel utilizado para difundir y promocionar la calculadora CIFRA 211 [3], en el cual se exponen los atributos técnicos y tecnológicos del aparato en cuestión.

Todo lo anterior fue posible gracias a las políticas impuestas en Argentina durante el gobierno de Alejandro Agustín Lanusse, en las cuales se establecieron tasas de importación muy altas para las calculadoras electrónicas y mecánicas y se permitió la importación de componentes sin cargo extra. Así, FATE se desarrolló y creció como empresa a través de varios proyectos y la creación de otros dispositivos electrónicos. Sin embargo, con la muerte del presidente Perón en 1974, la caída de grupos nacionalistas y la toma del poder por grupos neoliberales, las políticas que protegían la industria nacional argentina cesaron y, con esto, el desarrollo de FATE electrónica. Posteriormente en 1978, esta última pasó a ser la filial de la empresa japonesa Nippon Electronics Company (NEC) como ensambladora de productos de la marca de dicha compañía. [4]

Lamentablemente, los datos y la información sobre la fabricación de dichos inventos tecnológicos se perdieron con el Proceso de Reorganización Nacional (dictadura cívico – militar) de 1976 en Argentina; y esto, aunado con las cambiantes políticas económicas que favorecían a compañías multinacionales, la inseguridad jurídica, la agitación social, la persecución de intelectuales y los posteriores golpes de estado, entre otras cosas, ocasionaron que la industria argentina ya no pudiera recuperarse. [5]

_______________

  1. Blanco, Ricardo. Diseño industrial argentino. Ediciones Franz Viegener, Argentina, 2011
  2. Scabuzzo, Claudio. Cuando argentina daba en la tecla. (2008)  Consultado el 25-11-13 de http://laterminalrosario.wordpress.com/2008/03/01/cuando-argentina-daba-...
  3. Antigua Publicidad Calculadora Cifra 211 Fate. Consultado el 26-11-13 de http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-483007541-antigua-publicidad-cal...
  4. Dalponte, Martín. FATE Microcifra: Una historia épica. Consultado el 26-11-13 de http://dalponte.com.ar/publicaciones/Caso%20de%20an%C3%A1lisis-FATE%20Mi...
  5. Op. Cit. Scabuzzo, Claudio. Cuando argentina daba en la tecla