Bertha García Fernández

Por Angela Regina Núñez Alonso

Contador Privado

Generación 1963 – 1965

Bertha García Fernández estudió la carrera de contador privado con la generación 1963 – 1965, eligió estudiar en la bancaria por recomendación del profesor Carlos Salvador Sugaste.

La contadora Bertha comentó que en aquella época trabajaba por avenida Juárez y para llegar a la escuela abordaba un camión que la dejaba en Reforma, recordó que el ambiente en la escuela era muy tranquilo, las clases comenzaban a las siete y terminaban a las nueve de la mañana, después por la tarde continuaban de seis a nueve.

Nos dijo que su grupo se conformaba por aproximadamente cuarenta compañeros, entre las que mencionó a sus amigas Isabel Alcántara, Mari, Margarita y Cristina Palomino.

Como el mejor profesor mencionó a Raúl Niño Álvarez, quien impartía la materia de Principios de Contabilidad en el primer año. Entre sus anécdotas nos platicó que en la materia de Organización de oficinas llevaban una cajita de archivo, que era una especie de archivo conformado por tarjetas de colores y diversos formatos que tenían que clasificar detalladamente.

También comentó que por haber sido una alumna destacada académicamente recibió en el primer año un distintivo de mérito color amarillo, que le fue entregado en la dirección de la escuela.

Entre sus anécdotas estudiantiles nos dijo que después de clases se reunían en la pequeña cafetería que en ese tiempo estaba en el segundo piso, en otras ocasiones se iban de “pinta” a los cines de Reforma, principalmente al cine Roble, que proyectaba las películas de siete a nueve de la noche, misma hora en que terminaban las clases.

Al finalizar el primer año de la carrera su compañero Javier Rodríguez Rodríguez le consiguió una entrevista laboral en la compañía de Seguros América y después de realizar el examen y la entrevista ingresó como auxiliar contable en el departamento de Cobranzas. En esta empresa trabajó treinta años ocho meses, jubilándose con el puesto de Jefe de Sección en 1995.

Para concluir agradecemos a Bertha García la donación a Museo EBC de un Folleto de Enseñanza Oral de 1965 y de un broche de mérito que recibió en 1963.