Ángel Álvarez Sánchez

Por Angela Regina Núñez Alonso
Carta de Agustín Loera y Chávez con información sobre los Cursos de la Escuela Bancaria y Comercial a Ángel Álvarez | 17 de mayo de 1938 | Documento donado por Ángel Álvarez Sánchez | AHEBC | Acervo documental
Credencial de 3er año de la carrera de Contador Privado | Documento donado por Ángel Álvarez Sánchez | AHEBC | Acervo documental | 1943
Fotografía de generación de Contadores Privados | 1942 | Imagen donada por Ángel Álvarez Sánchez | AHEBC | Acervo fotográfico
Invitación al XIII Té Danzante en el Internado de la EBC | Junio de 1941 | Documento donado por Ángel Álvarez Sánchez | AHEBC | Acervo documental | 1941
Diploma de Contador Privado | 2 de mayo de 1944 | Documento donado por Ángel Álvarez Sánchez | AHEBC | Acervo documental | 1944
Desayuno de contadores en la Peña Montañesa | 12 de febrero de 1944 | Fotografía donada por Ángel Álvarez Sánchez | AHEBC | Acervo fotográfico | 1944
Reunión de exalumnos generación 1941-1943 | Fotografía donada por Ángel Álvarez Sánchez | AHEBC | Acervo fotográfico
Don Ángel Álvarez Sánchez | Amigo del Museo | AHEBC | Acervo fotográfico | 2012

Contador Privado

Generación 1941 – 1943

Hace unos días el Contador Ángel Álvarez Sánchez viajó desde Putla, Oaxaca donde actualmente radica, para concedernos especialmente una entrevista en la que nos compartió sus memorias como estudiante de la EBC y su trayectoria profesional. 

Don Ángel inició su plática comentándonos que nació el 31 de mayo de 1922 en Putla Villa de Guerrero, un pueblo de la costa oaxaqueña e inició sus estudios básicos en una escuela primaria en Pinotepa Nacional y después en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca.

A sus 16 años supo de la existencia de la bancaria por dos vías, por recomendación de Roberto Mota Sánchez que era comerciante y amigo de su padre, y mediante un anuncio de los Cursos por Correspondencia publicado en un periódico de su localidad.

El anuncio traía también un cupón de solicitud de informes, que decidió enviar por correo a la institución. En respuesta recibió una carta del Director General de la EBC don Agustín Loera y Chávez, donde lo invitaba a leer la descripción de los cursos que ofrecía la EBC y a inscribirse en alguna de las dos carreras que se impartían, que eran la de Funcionario Bancario y contador Privado.

Tres años después, en 1941 llegaría a la Ciudad de México, donde se instalaría en casa de unas amistades de su padre, que vivían en la calle de Fresno, ubicada en la Colonia Santa María la Ribera.

Inmediatamente comenzaría sus estudios para Contador Privado en la Escuela Bancaria y Comercial,  que en aquella época  tenía su local en Palma no. 44.

Con gran cariño recordó a sus compañeros y profesores de la EBC, como a Salvador M. Elías, que le daba la materia de Derecho y al maestro Bravo que impartía Cálculos Financieros. Pero especialmente admiraba al maestro don Agustín Loera y Chávez, que impartía las materias de Lengua Castellana, donde también aprendió sobre arquitectura y  pintura.

Del maestro Loera nos comentó que conocerlo significó mucho para él ya que los aconsejaba como comportarse ante la sociedad y con la familia. 

Durante sus años de estudiante en la bancaria, recordó que sus compañeros al igual que él, provenían de diversas zonas de México y otros eran extranjeros, de origen judío, alemán, hondureños y español.

Continuó diciéndonos que sus compañeros lo apodaban “El pájaro”, y que este mote se debió a que él tomaba los apuntes de clase valiéndose de la taquigrafía, entonces le pedían que se reunieran los sábados para estudiar y él les leía sus notas sobre las diversas clases, mientras sus compañeros transcribían y copiaban los apuntes con papel carbón.

Otra de las anécdotas que nos narró fue que cuando él estudiaba en la EBC se decretó el servicio militar obligatorio, y como alumnos se adiestraron en la azotea de Palma, y que el fue Sargento del pelotón segundo.  

De su vida estudiantil nos platicó que recibía invitaciones para asistir a las reuniones del “Te danzante” que se realizaba en el Internado de la EBC, que eran bailes muy elegantes amenizados con las mejores orquestas del momento como la de García Esquivel.

Don Ángel también nos dijo, que el baile de graduación de su generación se realizó el 23 de octubre de 1943 en los Salones del Club Americano y también con motivo de la celebración, el 12 de febrero de 1944 se reunieron en un desayuno que se realizó en la Peña Montañesa.

Al finalizar sus estudios obtuvo su diploma de Contador Privado y regresóa su ciudad natal para  trabajar en la empresa de su padre, sin embargo decidióvolver a la Ciudad de México en 1946 para ejercer su profesión de contador.

Así fue como buscando una oportunidad de trabajo, visitó a don Agustín Loera y Chávez, quien lo incorporó en la Escuela Bancaria y Comercial como Auxiliar de la Secretaría con el maestro Lic.  Ignacio Alejandro Carrillo, Secretario General.

En este trabajo, por las mañanas llevaba el kárdex de los alumnos y por la tarde laboraba en la sección de Cursos por Correspondencia que estaba a cargo de la maestra Felisa Prieto. En este departamento se dedicó a revisar y calificar los cursos por correspondencia de los alumnos del interior de la república.

Posteriormente laboró en 1947 como Auxiliar de Contabilidad en la Agencia de Viajes Aguirre´s Guest Tours, luego de 1947 a 1948 fue Contador y Auxiliar de la Gerencia de la empresa Enrique Aburto S.A. dedicada a la administración y venta de fraccionamientos. Y de 1949 a 1950 trabajó como Contador y Jefe de oficina del Ing. Felipe G. Mauriño, contratista de obras de la Comisión Federal de Electricidad.

Después durante 10 años, fue Contador, Jefe de Oficina y Gerente Administrativo en Compañías Filiales: Servicio Eléctrico, S.A., Contratistas de Obras Eléctricas y Herrajes y Estructuras, empresas de los hermanos Flores Muñoz. En estás empresas realizaba contratos de obras relativas a la Comisión Federal de Electricidad y fabricación de artículos para alumbrado público.

A principios de la década de los 60, ingresó como Supervisor Administrativo del ISSTE y después fue Jefe de Oficina haciéndose cargo de ingresos, egresos y control contable. Posteriormente durante cinco años ejerció como Jefe de Control de Presupuestos. Hasta que en 1984 fue comisionado por Guillermo Alarcón para reorganizar conflictos sindicales en Oaxaca y después en Colima. Pero, al recibir la herencia de su padre comenzó a dedicarse a administrar sus bienes, al comercio y a la agricultura, y compra de inmuebles.

También nos comentó que ha sido promotor de obras sociales y económicas en la región de Oaxaca, y que durante 25 años fue Secretario de Finanzas en la Coalición de Pueblos Mixtecos Oaxaqueños.

Después incursiono en la política trabajando en la campaña del diputado federal Miguel García Cruz que había sido fundador y Secretario General del Instituto Mexicano del Seguro Social. Posteriormente, participó en las elecciones municipales para la Presidencia Municipal de Putla Villa de Guerrero.

Y cuando el presidente Vicente Fox lanzó una campaña para los festejos del bicentenario sobre cronistas en México, fue nombrado Cronista Municipal de Putla Villa Guerrero, actividad que en la actualidad desempeña al igual que el de representante sindical del Sindicato de pensionados y jubilados.

También nos compartió que después de haber egresado de la EBC ha asistido a varias reuniones de Ex alumnos, como la de 1953, reunión que se llevo a cabo el 19 de noviembre en el restaurante “El Patio”, para celebrar su décimo aniversario; la de  1966 realizada en la “Fonda Santa Anita”,  la de 1968 en el “Club Social de la Industria y Transformación”, etc.

Para finalizar la entrevista, don Ángel Álvarez nos expresó que sus estudios en la EBC fueron la base para su desempeño en la vida, y que actualmente se siente orgulloso de que su nieta Alexia Álvarez estudie el bachillerato en su amada alma máter