Alejandro Prieto Llorente

Por Teresa Cecilia Sandoval Macías
Don Alejandro Prieto Llorente | Fundador de la EBC | Director de la EBC de 1961 - 1991 | AHEBC | Acervo fotográfico | ca. 1960
Firma de don Alejandro Prieto Llorente | Acta Constitutiva de la EBC | AHEBC | Acervo documental | 1932
Alejandro Prieto Llorente, profesor de Principios de Contabilidad | AHEBC | Acervo fotográfico | 1935
Alejandro Prieto Llorente y Agustín Loera y Chávez | AHEBC | Acervo fotográfico | ca. 1944
Alejandro Prieto Llorente y los estudiantes Carlos Kasuga y Agustín Barbabosa | Fotografía donada por Agustín Barbabosa Kubli | AHEBC | Acervo fotográfico | ca. 1963
Alejandro Prieto Llorente, director de la EBC presidiendo junta de profesores | AHEBC | Acervo fotográfico | ca. 1970
Alejandro Prieto Llorente | AHEBC | Acervo fotográfico | ca. 1991
Alejandro Prieto en la recepción de la Presea Fernando Diez Barroso | AHEBC | Acervo fotográfico | 1998

Fundador y Director de la EBC

(1906-2007)

La historia de Alejandro Prieto, al igual que la de muchos de los fundadores de la EBC, se relaciona directamente con el desarrollo del México del siglo XX. Como parte de una generación inquieta, ávida de conocimiento y comprometida con el futuro, incursionó en diferentes ámbitos priorizando la contabilidad y la educación.

Nació el 5 de julio de 1906 en Tantoyuca, Veracruz pero su infancia y juventud transcurrieron en diferentes ciudades del norte del país, debido a que los movimientos armados de la guerra de 1910 volvieron inestable la vida en diversos lugares del país.

En 1921 inició su carrera en la Ciudad de México, a la par de una intensa actividad autodidacta en la que investigó sobre diversas disciplinas. En el Colegio Mexicano estudió Comercio y poco después ingresó a la Escuela Central de México donde las cátedras estaban a cargo de personalidades como Agustín Loera y Chávez y Tomás Vilchis. Concluyó su formación en la Escuela Superior de Comercio y Administración presentando la tesis El interés como elemento del costo de fabricación en 1927. En 1929 obtuvo el título de Contador Público e inició en la Ford Motor Company y en el despacho Pricewaterhouse una brillante carrera que desarrollaría, junto con la docencia, a lo largo de toda su vida.

Durante el clima posrevolucionario el gobierno buscaba reconstruir al país y modernizarlo; el proceso involucró a todas las estructuras sociales, la economía, las finanzas, la tecnología, la cultura, situación que impactó directamente a la población.

En la construcción del México moderno confluyeron diversos elementos, uno de los más poderosos y decisivos, fue la enseñanza, se aplicaron reformas educativas que afectaron a comunidades que se resistían al cambio, ejemplo de ello son los conflictos registrados en los levantamientos de la década de los veinte como la revolución cristera y sus consecuencias.

Sin embargo, es también en este periodo que se generaron obras importantes en el arte y el pensamiento que hoy en día forman parte fundamental de la base cultural del país: música, cine, danza, poesía, literatura y, naturalmente, los gigantescos lienzos trabajados por los muralistas.

Es en este momento histórico que se crea la Escuela Bancaria del Banco de México para capacitar a quienes erigirían la banca central del país, como una de las acciones decisivas para reconstruir la economía. Manuel Gómez Morin junto con Agustín Loera y Chávez cristalizan esta importante iniciativa con la fundación de la Escuela el 10 de marzo de 1929. Alejandro Prieto se incorpora como uno de los profesores de la primera generación en 1931 y comienza la redacción de las lecciones utilizadas en los cursos por correspondencia, que, con el correr de los años se convertirían en una de las obras capitales de la contabilidad moderna en nuestro país: Principios de Contabilidad.

A pesar de los excelentes resultados, la Escuela Bancaria del Banco de México, junto con el Departamento de turismo, son suspendidos debido a una importante reestructuración administrativa en mayo de 1932. Alejandro Prieto, Alfredo Chavero y Agustín Loera y Chávez retoman el proyecto, apoyados por Manuel Gómez Morin e importantes intelectuales y contadores que ya formaban parte del claustro docente: Miguel Palacios Macedo, Alejandro Carrillo, Ponciano Guerrero, Julio R. Poulat, Rafael B. Tello, Tomás Vilchis, Enrique González Aparicio, Francisco González de la Vega, Roberto Casas Alatriste, Enrique Suárez, Mario Domínguez, José Luis Osorio Mondragón y Alfonso Caso. La firma del Acta Constitutiva es celebrada el 22 de agosto de 1932, con lo que nace la Escuela Bancaria y Comercial.

Los primeros libros publicados bajo la firma Banca y Comercio fueron Principios de Contabilidad, Sistemas de Contabilidad y Contabilidad Superior escritos por Alejandro Prieto.

Alejandro Prieto continuó con su carrera como Contador y participó en el Consejo de Administración del Banco de México. Fue Presidente del Instituto de Contadores Públicos Titulados de México y Fundó la firma contable Chavero, Prieto y Cía, y años más tarde, en 1942 el despacho Prieto, Ruiz de Velasco y Cía.

Casi treinta años después, el 28 de abril de 1989 deja la Dirección General de la EBC en manos de Javier Prieto Sierra y en 1991 se retira de las aulas habiendo contribuido de manera importante en la educación de jóvenes, empresarios y personalidades de nuestro país.

Su aportación a la Contabilidad es invaluable, algunos de sus biógrafos lo consideran el Padre del Sincretismo Contable Mexicano. Entre sus obras encontramos: Contabilidad superior, Auditoría práctica, Sistemas de Contabilidad, Teoría de la Contabilidad, Contabilidad Elemental, Organización Contable y México en la Historia Universal.

Principios de Contabilidad continúa siendo uno de los textos de cabecera tanto para estudiantes como profesores especializados en el tema.

Obtuvo importantes distinciones como la medalla que otorga la CANACO al “Mérito Empresarial” y la presea de la Asociación de Ex Alumnos de la ESCA “Maestro Fernando Díez Barroso”.

Y como colofón, un dato significativo, humanísticamente significativo: su último contacto formal con la actividad docente fue ocupando la cátedra de Ética Profesional. [1]

-Lic. Miguel Gussinyé A.-

--------------

1. Alejandro Prieto Ll. Memoria. Bodas de Oro Magisteriales 1931-1981. 

Texto conmemorativo resguardado en el Fondo Documental del Archivo Histórico de la EBC