Adriana Guzmán Pérez

Por Angela Regina Núñez Alonso

Secretaria ejecutiva generación 1979 – 1981

En esta ocasión compartimos los recuerdos de los años de estudiante de Adriana Guzmán Pérez que en 1979 ingresó a la EBC a la carrera de Secretaria Ejecutiva en español.

Adriana narró que su vecina Georgina Juárez estudiaba en la Bancaria la carrera de secretariado y que fue ella quien le recomendó estudiar en la EBC. En esa época tenía 17 años. Recordó que cuando ingresó, el edificio de Reforma aún tenía la antigua fachada de tezontle rojo y estaba en proceso la construcción de los edificios de Insurgentes, que le tocó estrenar al comenzar el tercer semestre.

También sobre los espacios de la EBC y su edificio platicó que “había un salón muy famoso que le llamaban el palomero, como que sobresalía del resto de la estructura y se veía desde el patio. Ahí estaban los de bachillerato en la mañana y en la tarde quienes estudiaban para contador privado”. Mientras que en los nuevos salones de Insurgentes se encontraban los laboratorios de mecanografía que tenían una capacidad para cuarenta máquinas de escribir.

Adriana mencionó que en el primer año su horario de clases era de ocho a dos y media de la tarde y que cursó las materias de: Caligrafía, Cálculo, Español, Inglés, Problemas de la profesión, Taquigrafía, Mecanografía, Archivonomía -impartida por el maestro Vallejo-, Derecho por el profesor Aquiles Hernández y Documentación por el licenciado Ignacio Carrillo Zalce. Comparte que en esta materia llevaban una cajita que era una especie de archivo pequeño en el que se acomodaba la documentación detalladamente.

Otra de las materias que le gustó mucho fue la de Problemas de la profesión, que era impartida por la maestra Susana Villanueva. En esta asignatura aprendió a desarrollar la personalidad de una secretaria y cómo desenvolverse en una oficina. De los últimos semestres recordó las materias de Administración y Relaciones Humanas, que cursó en la modalidad ofrecida por el Instituto de Enseñanza Abierta (IDEA).

De entre sus compañeras mencionó a María del Carmen Álvarez Arroyo que siempre estuvo en el cuadro de honor. Rememoró que al concluir sus estudios organizaron una misa de acción de gracias en la colonia Santa María la Rivera y que su baile de gradación fue en el salón Riviera.

Entre sus anécdotas nos dijo que si uno quería escribir en la revista de Ventana estudiantil tenía que dirigirse con el profesor Miguel Gussinyé, quién era responsable de las materias de Español y Redacción. Con mucho cariño recordó que el profesor le regaló un libro con el cual aprendió a redactar.

También nos platicó que después de clases a veces con sus compañeras iban al Vips, caminaban por Paseo de la Reforma o visitaban el bar del Hotel El Paseo.

De su trayectoria profesional nos dijo que comenzó a trabajar cuando cursaba el tercer semestre, como mecanógrafa en el área de Atención a Alumnos de la EC, que era coordinada por el Licenciado Carrillo. Ahí, tenía a su cargo la elaboración de las listas de los alumnos inscritos que le proporcionaba el maestro Ananías Molina y posteriormente las estadísticas de los alumnos matriculados en las distintas carreras cortas que se impartían en aquel entonces: Secretaria ejecutiva, Contador privado, Funcionario bancario y Secretaria bilingüe.

Tiempo después, fue Coordinadora de las carreras cortas y posteriormente trabajó en una constructora. En 1986 ingresó como cajera en una casa de bolsa de Bancrecer de don Antonio del Valle, actualmente ex alumno distinguido de la EBC. Posteriormente trabajó en Grupo CECAM, una casa de cambio por un período de 17 años y después en una clínica.

Adriana concluyó su charla afirmando que la EBC le dejó una excelente formación y muchos valores, principalmente de entrega y responsabilidad en el trabajo.