La vida a los 90

Imaginemos un viejaro en el tiempo que recorre los años que van de 1929 a 2019 y que tiene la oportunidad de ver cómo nacieron, cómo se construyeron y cómo se desarrollaron las instituciones, las empresas, los grupos sociales, las manifestaciones culturales, la tecnología. Imaginemos que nuestro viajero tiene también la oportunidad de ver cómo fue cambiando el mundo entero y su geografía, cómo se desarrolló la economía y el mercado mundial, cómo han tenido que convivir los nacionalismos y la globalización.
Ese viajero es la EBC, que tiene además una historia personal que contar, su propia vida, la vida de sus fundadores, de su comunidad docente, de sus alumnos, de sus colaboradores; su expansión geográfica, la ampliación de su oferta educativa, su vanguardismo tecnológico...
Porque más allá de la nostalgia, la revisión del pasado tiene como propósito central el conocimiento y el disfrute de nuestro presente para el diseño creativo de nuestro futuro. Revisar nuestro pasado y entender nuestro presente nos permite conservar la salud, mejorar nuestros hábitos, incrementar la alegría de existir, convivir en igualdad de condiciones con las nuevas generaciones y ser una institución que sabe aprovechar la vida a los 90.