La publicidad y mercadotecnia en la década de 1930 en la Revista Banca y Comercio de la EBC

Por Yurai González González

Para conocer la Historia de México en su reciente modernidad durante el siglo XX, es necesario acercarse a fuentes de diferente índole. El caso de ésta Revista nos acerca a reconocer y evidenciar el progreso técnico e industrial como un proceso histórico, que a la fecha ha marcado una herencia que constituye la industrialización moderna en México. Banca y Comercio no sólo nos acerca a recrear un paisaje histórico sino que también permite conocer la mentalidad de los intelectuales durante la primera mitad del siglo pasado.

Actualmente somos herederos de lo ocurrido durante el siglo XX y en publicaciones como ésta podemos encontrar diferentes temas además de su tema de especialización; sus páginas muestran con claridad el progreso de la modernización que ha servido como superación del país y los artículos se ven acompañados de instrumentos modernos, distintos aparatos tecnológicos que facilitan el tránsito del trabajo manual al técnico, como las calculadoras, las máquinas de escribir, imprentas, artículos de venta para bancos, artículos de venta para la prensa, lámparas de mesa con bases de porcelana, así como anuncios de las nuevas tecnologías como lavadoras, ambulancias para ayudar a trasladarse de un lugar a otro, medicina, ropa, anuncios de coca cola y sus enfoques de venta, etc. Este tipo de artificios significaron un gran salto para comprender el cambio de las mentalidades pues el proceso de lo manual a lo técnico impregnó la cultura, lo social, lo político y lo económico también en México.

Otro de los puntos que se pueden destacar de la Banca y Comercio es su colección de ensayos sobre avances económicos en el país, estadísticas, gráficas numéricas, procesos de contabilidad, cálculo abreviado, cálculo mercantil, temas sobre derecho penal y materia comercial bancaria, análisis de los documentos en las ventas de abonos y algunos antecedentes revolucionarios de la propiedad privada como un signo de la historia.

Algunos ensayos muestran los diferentes aspectos de los movimientos sociales en la realidad mexicana y a partir de ellos se pueden desarrollar pesquisas históricas respecto a los aportes de la ciencia y tecnología, es decir, podemos vislumbrar una aproximación de la historia y su historicidad desde la ciencia, la técnica, la económica y su desarrollo matemático, físico y químico por lo que nos permite entender la mentalidad práctica que se dio en el siglo XX, sobre todo, en el avance económico y capital.

En esta revista podemos visualizar los cambios tecnológicos que transformaron el ambiente cultural a partir del impacto moderno, por ejemplo, la sociedad del siglo XX se permeó de un ambiente visual y es notable la potencia que adquirieron la publicidad y la mercadotecnia para incidir en el devenir social. Anuncios y material publicitario del siglo pasado se traducen hoy en documentos y fuente de estudio para el investigador de la historia de la modernidad mexicana.

Acercarnos a los acervos históricos nos permite tener nuevas herramientas de trabajo como investigadores, ya que este tipo de documentos narran una historia sino a la vez la crean. Es importante dejar en claro que el quehacer histórico conlleva a una permanencia de larga duración en cuanto a su estudio, los temas para desarrollarse nunca bastan y la historia nunca termina, al contrario, es nuestra labor dimensionar y ampliar los métodos y las técnicas de investigación para seguir conociendo a través de nuestro pasado lo que somos ahora.