Ana Noemí Molina Abolnik

Por Angela Regina Núñez Alonso

Profesora de bachillerato y licenciatura 1988 – 1997

 

“Siempre me gustó el estudio y en la EBC se vivía una ética de trabajo, de visión de largo plazo”

En está ocasión entrevistamos a la profesora Ana Molina[1] quien nos platicó que en 1988 comenzó a trabajar en la EBC como docente de bachillerato y como colaboradora de tiempo completo de la Dirección de Sistemas Computacionales, que en aquel tiempo era coordinada por el maestro José Antonio Domínguez. 

Durante sus nueve años de desarrollo profesional en la bancaria colaboró en diversos proyectos, como la incorporación del Bachillerato Internacional en 1989.  

Sus funciones se modificaron en función de las necesidades de la EBC, por lo que también se hizo cargo del área de bibliotecas. Fue testigo de la expansión de la institución y trabajó como enlace en la atención a las oficinas foráneas del Instituto de Enseñanza Abierta (IDEA) y apoyó la apertura de las especializaciones cuando iniciaron las actividades de Posgrado en 1994.

Ana recordó que cuando llegó a la escuela, la tecnología ya tenía un lugar predominante debido a que Javier Prieto siempre trabajó para que la institución estuviera a la vanguardia.  “Los estudiantes tomaban una carga horaria de diez horas a la semana de informática, divididas en cinco horas aula y cinco horas de práctica.  En el primer año cursaban LOGO, un lenguaje que les permitía aprender los conceptos básicos de computación y operaciones básicas, en el segundo año Basic, un lenguaje de programación, y en el tercer año DBASE, un sistema de gestión de base de datos”. 

A nivel licenciatura don Alejandro Prieto insistió en que se creará la práctica 10C[2], para lo que la EBC mandó hacer un programa de contabilidad con la intención de que los alumnos pudieran comprender la aplicación de los conceptos contables en un sistema computacional.

Otro de los recursos didácticos que implementó la EBC en ese entonces fue la publicación de diversos libros de textos especializados que complementaban teóricamente las materias, así  “Fundamentos de Programación en lenguaje Basic” fue el texto que utilizaron en el primer año los alumnos inscritos a las carreras de Banca y Finanzas, Contador Público y Licenciado en Ciencias Administrativas, mientras que los estudiantes de bachillerato lo utilizaban en el tercer y cuarto semestre.

La profesora no sólo escribió este texto en coautoría con Javier Prieto y Carolina Amora sino también algunas de las lecciones para la materia de computación del sistema del Instituto de Enseñanza abierta (IDEA). Además impartió cálculo, matemáticas e informática a los alumnos de licenciatura.

Para finalizar nos dijo que está eternamente agradecida con la institución, ya que en ella encontró muchas oportunidades de crecimiento y una sed de aprender con una visión a largo plazo y conserva excelentes recuerdos de mentores de vida como don Alejandro Prieto y Javier Prieto.

 


[1] Egresada de la Ingeniería en Sistemas Computacionales y de la Maestría de Administración de Empresas de la BUAP.  En la actualidad es consultora independiente de proyectos académicos en informática.

[2] La práctica 10C retomó la práctica 10B a través de un programa contable. La práctica 10 B era una práctica contable que contenía diversos documentos contables de una empresa (facturas, notas, etc.) de los que se generaban los estados financieros.